Carátulas de la Master System

Hubo una época en la que no disponíamos de éste tipo de blogs o páginas como Meristation (!!!) para documentarnos sobre la compra de uno u otro título de nuestra querida (y normalmente única) consola de videojuegos. Un tiempo en el que no podías ver videos gameplay por youtube y nisiquiera existía Hobby Consolas (Que saldría casi en el 92). Estoy hablando de principios de los 90. Los tiempos del mundial de Italia, la Expo, los Gremlins 2 o Rocky V, así a boleo. Recuerdo perfectamente el día de reyes en el que recibí mi primera videoconsola, una flamante Master System, junto con su Alex Kidd integrado en memoria y el cartucho de Sonic: The hedgehog, que yo traducía como “Sonic: El héroe”, ya que hasta que aprendimos inglés en el insti nos inventábamos las letras de las canciones en otros idiomas, como “Pisis de bridum on de nait”, también llamada “Yo tengo un novio en Hawai”.

El caso es que por aquellos tiempos, el poder adquisitivo de uno no pasaba de comprar mi numerito mensual de Bola de Dragón, un Superlopez y unos paquetes de Cheetos, por lo que uno no podía comprar muchos juegos, y más estando a 6000 pelas como mínimo. Por todo ésto, cada vez que se presentaba mi cumpleaños o un acontecimiento especial y pedía la compra de uno, surgía el ritual:

Éste rito ancestral consistía en que mi padre me acompañaba a los grandes almacenes de turno y durante un buen rato me dedicaba a mirar todas las portadas de los juegos de mi consola para ver cual me compraban, por lo que la calidad del mismo quedaba relegada a un segundo plano en pos de la pericia del grafista de turno, que como por aquel entonces en vez de mileurista sería cienmilista, pues hacía unos cagarros de portadas que no veas por tan irrisorio sueldo. ¿Quien no se acuerda de las portadas cutres de los juegos de Master System? Sí, esas con el fondo cuadriculado y un dibujo superpuesto hecho con el Paintbrush. Había auténticas moñigas que hacían que te alejaras del título en cuestion, aunque las capturas de la contraportada indicaran que el juego valía la pena. Da igual, porque sin una caratula guapa no podías cambiar juegos con tus amigos del barrio.La única referencia, aparte de dicha imagen, era la puntualización para mongolos que había en la esquina superior izquierda de la portada, indicando el género, aunque el 90% siempre ponía “Arcade” o “Action”,palabros que por aquel entonces me sonaban a turco, y que lo único que hacían era darle mayor atractivo al desconocido cartucho que se encontraba dentro.

Por todo ésto, el catálogo de juegos que reuní por aquella época se debió a más al dibujo de dichas portadas y modas del momento que a lo que realmente era. Aquí tenéis una lista de los títulos que adquirí por aquellos días gracias a ésta, por aquel entonces, extendida práctica:

Rampage:

Mi primera adquisición tras la compra de la consola. Fue un flechazo instantaneo. Una imagen en la que un reptil, un gorila y un hombre lobo gigantes destruían edificios a guantazo limpio. Ríete de Cloverfield o del Megazord. La verdad es que éste juego sí que sabía venderse solo. Para colmo, en la descripción de la contraportada habían perlas escritas del calibre de “Rompa el hormigón, aplaste tranvías, cómase a un soldado de aperitivo. O una oficina de almuerzo!” Tremebundo oiga!. Además, podían jugar 2 personas, y mi primo siempre se quejaba de que teníamos juegos para un solo “player”. En fín, todo fueron ventajas. Incluso el juego en sí molaba, qué más se puede pedir.

“Que sí que sí, que uno de mi clase tiene el juego de Godzilla y King Kong”

Golden Axe:

Ay la virgen! Ay la virgen! El juego de espadazos que hay en los Pepes (Los recres de mi barrio). Y en la portada sale el tío del pinchapapas, llamado así por el movimiento que ejecutaba el bárbaro al correr, saltar y darle al botón 1. Por aquella época le poníamos nombre a todo. El caso es que no hizo falta ni mirar la contraportada, y tan solo por el nombre ya se vendió solo. Sorpresa la mía cuando al probarlo, no podían jugar 2 jugadores, y solo podía seleccionar al bárbaro, la amazona y el enano brillaban por su ausencia. Ese fue el día que aprendí a sangre y fuego que no hay que fiarse de las conversiones de juegos de recreativas o de consolas superiores. Bueno, realmente lo descubrí con el Spectrum y el Out Run, cuya calidad rivalizaba con la de un puñetero Game & Watch, pero eso es otra historia.

“Un filtro de cuarteado del photoshop y listo…”

Power Strike 2:

La verdad que no me atraían mucho los marcianitos y juegos de naves en aquella época, pero en los Pepes siempre jugaban a éste tipo de máquinas los chicos más mayores y guays. Los que tenían el privilegio de ir con novia a los recres. Bueno, para mis perspectivas de entonces ya sería privilegio el tener novia, o el relacionarme con niñas, pero bueno, por algo había que empezar. La carátula atraía bastante, además, parecía ser una segunda parte, así que seguro que era mejor que la primera, como en Aliens. Además, era la primera vez que en la etiqueta del género veía algo diferente a Action o arcade. Ponía shooting! Le pregunté a mi madre que qué significaba, y me dijo que igual era de deportes, pero no me dejé engañar, y cayó a la saca. Mi mejor adquisición para la consola, sin duda, y el detonante para que me gusten los juegos de marcianitos y naves hasta el día de hoy.

“De shooting… será de deportes”

Shinobi

También llamado “El Chinobi”. Aquí no había nada que hablar. Sale un tío encapuchado en la portada, y “estrellitas ninja” por detrás, que no shurikens (como diría el maestro Viru). Los karatekas estaban de moda, el maestro Astilla, Daniel San, Judoboy y demás iconos juveniles fraguaron mi interés en la materia, así que aunque mi primo seguía riñéndome por comprar juegos para un solo jugador, me hice con él, aunque nunca llegué a entender la sinopsis del juego:

“Vd. es un gran maestro ninja. Ante vd. el grupo más desalmado de terroristas que nunca empuñara armas de fuego y de artes marciales. Pero vd. cuenta con u narma secreta… ¡La magia ninja!”

¿Pero en qué quedamos? ¿Entonces los malos llevan armas o no? ¿Y por qué esa costumbre de llamarte de vd. en las descripciones? Por aquella época la media de edad de los jugadores era bajísima, por lo que imponía un poco que te hablaran con tanto respeto para describirte de qué iba el juego. Es como si sale un anuncio con Cayetana Guillén Cuervo vendiéndote la PS3, no te llega, no…

“Un momento… ojos azules?”

Secret Command:

Y por fin, tras varios desengaños, decidí usar el cerebro en vez del corazón, así que cuando adquirí éste juego miré más allá del dibujo de la portada, porque de ser así lo hubiera prendido fuego. Por dios, que en vez de un guerrillero parece Pepita Pulgarcita. La cosa es que hice caso a mi primo por fín y me compré un juego para dos jugadores, que el Rampage ya lo teníamos trilladísimo. Además, Igual que decíamos que Alex Kidd era un videojuego apócrifo de Dragon Ball, éste era una versión de Rambo, aunque aquí echa la cosa un cante a plagio. El prota va vestido igual, dispara flechas explosivas con un arco, incluso salvas lo que parecen ser civiles vietnamitas. Bueno, ésto último a Rambo se la suda, y si no, que se lo digan en la cuarta parte de la saga, que solo le falta partir nueces con el.. subfusil. Se ve que les dió tanto cargo de conciencia que al final en USA acabó vendiéndose el juego como Rambo: Fist blood 2. La de vueltas que da la vida, y más cuando en un principio éste juego en japón se llamó Ashura y era diferente, pera eso es otra historia. Por cierto, al final éste juego se lo quedó mi primo y yo me compré los Lemmings para la consola, teniendo ya mi 386. Si es que de tontos está el mundo lleno.

“The Mega Cartridge”

Otros tantos títulos pasaron por mis manos, como el Moonwalker por razones obvias, o el Lucky Dime Caper porque me gustaba Patoaventuras o el Renegade, con ese dibujo tan “Hokuto no Ken” pero siempre atendiendo al tan importante dibujo de portada, icónicas referencias impresas que quedaron grabadas en nuestra memoria para siempre, y que posiblemente, cuando las veáis de nuevo, os acordaréis que ese juego os lo prestó vuestro vecino Javi durante unos días o ese otro lo perdiste en una excursión a la granja escuela.

Qué grandes aquellos tiempos.

Anuncios

3 comentarios

  1. Ohhhhhhhhhhhh muy bonito el post!!!

    La situación de las carátulas la hemos vivido muchos y forma parte de la cultura popular de la generación que mamó los inicios de las consolas en casa.
    Poco a poco se fué perdiendo el ir a los Salones Recreativos a gastar cantitdades infames de monedas de 5 duros para juagar al Double Dragon……………

    Y con eso se dio un gran paso en el hogar de los adolescentes españoles los cuales se alejaron del ambiente de drogas y corrupción que rodeaba a los salones de juegos y fubolines…….QUE SERÍA DE MI SI NO HUBIERA LLEGADO LA NES O LA MASTER SYSTEM…….Posiblemente hubiera hechado a perder mi talento estudiantil debido a las malas compañiás y al ambiente de las maquinas reacritas…jeje

    Tengo que decir que estuve al borde de ser seducido por el lado oscuro de los videojuegos pues el 6 de E.G.B. un días que había turno de tarnde decidí saltarme la primera hora de clase para ir a echarme una pardita a la maquina de las TORTUGAS NINJA del recreativo mas famoso de EL PALO ….. El Missouri. Mi madre que era muy lista me vio introducirme desde lejos en el salon de juegos…………no veas el marron que me pille XD.

    Bueno lo que ocurrio es otra historia……………..

    PD: To be continued

  2. Muy buen post. ;D

    Yo no he pasado por ese trauma, ya que la Master la pillé hará un año o así, por lo que los juegos, si los compro, los busco yo preguntando antes a gente y probándolo en el emu, porsiaca. :)
    Pero las carátulas de esa consola dan pena, miedo, rabia y algún que otro sentimiento más. XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s