Castlemanía

Cómo me molan los Castlevania. Es que es ponerme a jugar a cualquiera y me empieza a subir una cosa así parriba que me pongo tonto. Yo me pongo a pensar en Konami, y su santísima trinidad creo que sería la saga Contra, los Metal Gear (aunque sean en realidad de una empresa subsidiaria) y las aventuras de la familia Belmont, que el bueno de Simon ha creado una estirpe que ni Gengis Kan, que se dice que de cada 200 hombres uno es descendiente directo suyo, así iba el tío siempre a caballo, que no podría ni andar.

Llamada la saga original Akumajoo Dracula en tierras niponas, y habiendo tenido versiones en casi todas las plataformas más conocidas, los Castlevania no llegan al punto de formar parte de la cultura popular como los Marios o Sonics, pero no hay jugón que no se sepa el funcionamiento básico de éstos títulos, sobre todo de los más modernos, que una vez instaurado el emporio “Symphony of the Night” y el nuevo concepto de plataformas/metetortas/pseudo-rpg la cosa es una gozada. Es por eso que como tengo calentito el asunto al haberme terminado hace poco un par de títulos más de la saga puedo considerarme oficialmente fan acérrimo de éstos juegos, y os quiero contar por qué.

De primeras porque la cosa va de vampiros, y los vampiros molan un montón, no tanto como los zombies pero se acercan a los primeros puestos de mi lista particular de “monstruos que no deben aparecer en una película si la estás viendo con una fémina”, aunque en el caso de mi pareja, a ella le molan éstas cosas y ve Iker Jimenez y todo eso, así que por ahí tengo suerte.

Pues como decía, los Castlevania nacieron en la NES, bueno, en la Famicom japonesa realmente y fue en el cachivache de diskettes allá por el 86. No fue el primero que probé, y mi descubrimiento sería años despues, con el Castlevania 2 de la Game Boy. Ahí me quedé embobado con los golpes que metía Simon con el látigo, y esas musiquillas… ains, la primera vez que escuchas el “Vampire Killer” (Tema central de la saga) es como si Scatman estuviera vivo de nuevo, qué melodías tan sugerentes.

“Así es el rito de apareamiento entre almas en pena”

Al poco tiempo mi vecino el que no se bajaba a jugar al futbol al rellano y tenía la Super Nintendo, me invitó a jugar al Super Castlevania IV, y como lo tenía calentito del por saco que dió la Hobby Consolas con la primera hornada de juegos de la consola pues así me puse de malito cuando ví ese juego, esos planos de scroll y esos sprites enormes que giraban como nunca había visto en una Megadrive. Para que luego digan la de tiempo que se perdía con los videojuegos, pero ¿y lo que se aprendía con toda esa jerga de aprendiz de nerd del ocio electrónico?

La verdad es que solo apreciaba ésta saga el verdadero entendido en la materia. Tú te ponías a hablar de éstos juegos con los amiguetes y la verdad es que se la sudaba un poco. Cierto es que dichos juegos son algo perros en cuanto a dificultad, al menos los primeros, porque a partir de 1997 la cosa iba a cambiar un montón, pues en ese año salió “Symphony of the Night”.

En plena emergencia del emporio Sony apareció éste juego para PSX,  metiéndose toques de rpg al asunto, por lo que a medida que recorrías el castillo de Drácula (que tiene ya más reformas que la caseta del perro de la Preysler) podías mejorar tus aptitudes, conseguir nuevos objetos y en definitiva, mejorar progresivamente las aptitudes del protagonista, amén de poder guardar la partida, porque vaya mierda, pero mierda mierda eran los passwords de apuntar figuritas del Bloodlines de Megadrive. Éste cambio jugable caló bien entre los usuarios ya que ese mismo año salió el Final Fantasy VII, y para muchos usuarios españoles eso de subir de nivel les sonaba a ascenso militar más que a otra cosa hasta ese momento, pero desde entonces, jugar a rpgs estuvo bien visto por la mayoría, así que el mercado se abrió al gran público. Bueno, o si tenías la Super posiblemente hubieras jugao a alguno antes de esas fechas…. y vaaale, aceptamos también el Soleil de Megadrive.

“La nueva propuesta de Irlanda para Eurovisión”

Muchos más atractivos tenía el SOTN: El prota se llamaba Alucard y los más listos se dieron cuenta de que el nombre al revés resulta ser el del mismísimo conde… Aquí huele a muerto, ¡pues yo no he sido! El prota iba vestido en plan gótico, y tenía melenas cuasi-albinas al viento, amen de un cutis perfecto y una piel tersa y suave que ya quisiera Ana Rosa para su sobaca mora. Era el protagonista ideal para encandilar al público teen en busca de una identidad definida. Esas pintas las heredarían gran parte de los protas de los juegos siguientes, como Soma Cruz de los “Aria” o el mindundi del primer Castlevania de PS2. Aparte de eso la música era la repanocha y los sprites de los monstruos tenían un grado de definición tremendo para tener una resolución tan baja. Vamos, si no hay más que ver lo que vale pillarte el juego por E-bay, que la especulación se ha disparado y lo han convertido en un título de coleccionista super buscado.

A raíz de ahí surgieron un montón de títulos que resultaron ser los herederos del SOTN, los de Game Boy Advance y DS, que son Circle of the Moon, Harmony of Dissonance, Aria of Sorrow, Dawn of Sorrow y Portrait of Ruin, cuyo sistema y desarrollo es del mismo estilo que el antes mencionado, aunque solo los 3 últimos alcanzan el nivel de calidad de éste. Los recomiendo fervorosamente, que los tengo recientitos y son una experiencia a la altura de comer en un restaurante y que no incluyan en la cuenta las cañas que te tomaste antes en la barra.

Muchos otros títulos aparecieron con diferentes resultados. El par que salieron para Nintendo 64 fueron un fiasco, no recuperan el espíritu de la saga de ninguna forma. Igual pasa con los de PS2, que aunque les he intentado dar una oportunidad, no me terminan de gustar ya que me vuelvo majareta mirando en el mapa y los movimientos del protagonista son tochos tochos, que en vez de saltar parece que te sale un gatget-o-muelle por el ojete. Aparte salió uno más para PSX, el Chronicles, que es una especie de remake del primer Castlevania y el Vampire’s Kiss para la Super, que recoge el testigo que dejó el Rondo of Blood de PC Engine sin demasiado éxito. Éste ultimo por cierto es el que ha salido ahora para PSP en forma de remake, y que insto a todos los poseedores de esa consola a que lo adquieran como si fuera lo último que hicieran, porque éste sí que es un juegazo del grupo pre-SOTN y máximo exponente de los pocos títulos originales y verdaderamente buenos que tiene la consola. Hay más juego, pero para eso está la Wikipedia, pa documentaros bien.

“No vuelvo más a Benicassim”

Las virtudes de la saga son incontables, la jugabilidad y manejo es envidiable, la variedad de monstruos impresionante, y la profundidad e imaginación a la hora de buscar secretos en el juego te hacen estrujarte el coco bastante. El rollo del porcentaje a la hora de acabarte el juego da pie a que sigas buscando cosas, aunque ya se estén pasando con ello, que en el Portrait of Ruind de la DS puedes llegar hasta en 1000% y luego el juego en sí es mucho más corto que los aneriores. Los final bosses suelen ser espectaculares, mi favorito es una especie de bola gigante formada por cadáveres que sale en varios títulos y que la primera vez que lo ves acojona. Creo que es del SOTN aunque luego aparece en un par de los de GBA, pero no me hagáis mucho caso, que aquí soy de todo menos veraz y luego me aparecen archienemigos maléficos por ahí con los que no puedo combatir.

En resumen, que ya tardáis en echaros unos Castlevania sea en la plataforma que sea, que son muy fresquitos y ahora más que nunca los tenéis al alcance de la mano, que SOTN por ejemplo está tanto en el Live de XBox como de extra en el Rondo of Blood de PSP, y si no, qué pugnetas, ¡emulad, emulad malditos!

Como complemento aquí tenéis un videorepaso de todos los títulos aparecidos.

Anuncios

8 comentarios

  1. Yo soy un Castlevaniero reciente, y es que el superfan Retrojuegos me hizo que me diera el gusanillo de probar alguno, y el remate fue que Deny me enseñara el Portrait de la DS y después lo alquilé para probarlo, y me dije que tenia que jugar a alguno de ellos, y al final me pille el pack de la GBA con el Aria od Sorrow y el Hamony of Dissonance, y ya la liamos. X-D

    Me han encantado estos juegos, aunque el dinero no da para pillarlos, pero bueno, ya los pillaré, además, es una lástima que el SOTN no saliera de Japón para la Saturn, porque el juego en japo pierde mucho, si no ya me lo hubioera pasado en la Saturn. :(

    Y lo de la bola de cadaveres si que sale en la GBA, creo que en el Aria si no estoy muy equivocado. :)

  2. Muy buen wallpaper eolith, por muy moñón que sean los artworks de los castlevania, las imágenes se salen. Lo voy a dejar puesto una temporadita, que el que tenía de Aperture Science ya lo tenía algo visto. Eso sí, María Renard parece que le va a meter una castaña a la paloma que tiene al lao.

  3. Castlevania es la mejor saga de videojuegos jamás creada para mi gusto.A parte que si te gusta el mundo vampírico pues mejor que mejor.Desde que jugué al Simon Quest de Nes me enganché de una manera a la saga que hoy por hoy es mi preferida y no hay juego que salga que no lo compre.Que decir tiene que con el Simphony of the Night la saga mejoró gracias a su temática metroidiana y su parte de rpg.Simplemente genial :D

  4. Míticos Castlevania. Desde los de Nes o Game Boy, hasta los de DS pasando por la ristra de Super Nes, Mega Drive o Advance, y como no, el grandioso SOTN.

    Enormes. La estupenda ambientacion unida a la flamante jugabilidad y la adiccion que provocan han hecho que se convierta en posiblemente mi saga preferida. Enormes los ultimos para GBA. Enormes!!!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s