Ratchet & Clank: El tamaño importa

No siempre me iba a tocar analizar juegos que me chiflaran (chiflar, hacía lustros que no usaba ese verbo), por lo que el último título al que he metido mano para Rincón Portatil no me acaba de convencer. Un genero algo trillado como es el de avanzaymatabichosusandodiferentesarmas tiene que ser muy original para sorprender, y en este caso, el nuevo juego de esta franquicia deja un poco que desear. Que no es mal juego tampoco, está graciosete, pero es un port proveniente de PSP y se nota. Pero oye, igual hay gente a la que le gusta, para gustos colores. Incluso una vez conocí a alguien cuyo juego preferido era el Dora la Exploradora salva a las sirenas. Eso sí, jamás repitas el nombre de este juego tres veces delante de un espejo.

Últimamente hemos asistido a varios ports de juegos de PSP que han sido trasladados a su hermana mayor, la Ps2: Los dos Grand Theft Auto portátiles, Silent Hill Origins o Syphon Filter. A todos estos títulos se les une uno más, el que ahora tenemos entre manos.

Ratchet & Clank es una prolífica saga de videojuegos que mezcla sabiamente la exploración por grandes escenarios, las plataformas y el más clásico de los “hack & slash”. Ésta es la quinta entrega que vemos para PS2, posiblemente la última que juguemos en esta plataforma para dejar paso a la sus sucesoras, empezando por el más que bueno Ratchet & Clank Future: Armados hasta los dientes.

Los creadores de los anteriores títulos hasta ahora han sido Insomniac Games, desarrolladores también de la mítica saga Spyro the Dragon para PSX o el más reciente Resistance: Fall of man de PS3. Por primera vez, no son ellos los encargados de realizar la nueva entrega, siendo esta vez desarrollada por High Impact Games, una reciente compañía formada por antiguos integrantes de la propia Insomniac. Estamos ante un juego calcado de su homónimo portátil, por lo que tanto sus virtudes como defectos han sido trasladados tal cual del título que apareció el año pasado.

Argumento:

El hilo argumental nunca ha jugado un papel importante en la saga, ejerciendo simplemente como excusa para enlazar niveles, por lo que esta vez la mecánica sigue siendo la misma. Tras su última aventura, Ratchet y Clank deciden tomar unas merecidas vacaciones en el paradisíaco planeta Pokitaru, aunque la tranquilidad no les dura demasiado. Una misteriosa niña llamada Luna les pide luchar contra unos robots que deambulan por la zona para poder sacar unas fotos de sus héroes en acción, con la mala fortuna de ser capturada, por lo que los protagonistas no dudan en salir a su rescate.

Al parecer, los captores de la joven son una raza de extraterrestres que se creía extinguida, los Tecnomitas, inventores de ciertos artilugios que llegarán a nuestras manos creando situaciones de lo más inverosímiles. Además, volveremos a ver conocidos personajes de la saga como el Capitán Quark, que tendrá cierto peso argumental en la trama, así como a un nuevo archienemigo que tratará de apoderarse de la galaxia entera. Vamos, lo de siempre.

Gráficos:

Como ya hemos dicho, todo se ha mantenido igual que en la versión de PSP, por lo que al tener esta consola menos posibilidades que PS2, tanto los escenarios como los gráficos han visto algo mermada su calidad para poder adecuarse a la máquina. Esto se ha traducido en unos escenarios mucho más pequeños de lo que nos tiene acostumbrados la saga, siendo las rutas a seguir mucho más simples y minimalistas que en el resto de títulos. De todas formas, hay bastante variedad en cuanto a los lugares que recorremos, ocho planetas para ser exactos, donde en un principio predominarán las islas y parajes tropicales, para dar paso posteriormente a las clásicas edificaciones futuristas y planetas alienígenas que hemos visto a lo largo de la saga.

Los personajes también han sufrido un pequeño descenso tanto poligonal como de texturas, por lo que aunque los protagonistas se muevan con la soltura de costumbre, los nuevos enemigos que nos encontramos no son todo lo detallados que nos gustaría, cosa que si bien no es apreciable en la pantalla portátil, salta a la vista en cuanto trasladamos la acción a un televisor o monitor. Además, algunos modelos han sido reutilizados de títulos anteriores, por lo que no existe evolución gráfica alguna en esta nueva entrega. Aún con todo esto, el juego se deja controlar con cierta soltura, y aunque en un primer momento parezca que nuestro protagonista tarda en reaccionar ante nuestras órdenes, pronto nos acostumbramos a su control.

El juego resuelve correctamente la proliferación de personajes y efectos simultáneos en pantalla, por lo que aunque remarcamos el hecho de que se ha recortado la calidad gráfica por provenir de una máquina más modesta, seguimos estando ante un título visualmente agradable.

Música y sonido:

En este aspecto no hay mucho que reprochar. Las melodías acompañan correctamente a la acción, adecuándose en cierta medida al lugar donde nos encontremos, aunque todo suena con un marcado estilo cinematográfico que aúna música electrónica con percusión orquestal. Además, los temas que suenan en cada nivel están bien adaptados según la zona en la que nos encontremos, dotando por ejemplo al primer mundo de cierto sonido tropical, a los planetas alienígenas de un aire sobrenatural y a los momentos de acción en edificaciones futuristas de un compás “mecánico” que suena a metal.

Los efectos de sonido están a la altura de la música, siendo reproducida con fidelidad cada acción en el juego. Explosiones, disparos y gritos son la base de lo que oímos constantemente, que se complementan perfectamente con el agraciado doblaje al castellano de todas las voces, cosa que si bien debería ser ya algo común y previsible en cada juego que se edita en nuestro país, se agradece aun más cuando alcanza la profesionalidad del que tenemos entre manos.

Jugabilidad:

Al igual que en el resto de la saga nos encontramos con un juego de acción en tercera persona, en el que además de vencer hordas de enemigos con el extenso arsenal del que disponemos, tendremos que medir nuestros saltos en muchas partes donde demostraremos nuestra habilidad plataformera, así como nuestra astucia a la hora de utilizar los gadgets que vamos encontrando por el camino. Porque si de algo puede jactarse Ratchet, es de la cantidad de artilugios que puede manejar. Pistolas láser, botas magnéticas, granadas, señuelos y un sinfín de artilugios que añaden un componente estratégico a los enfrentamientos, ya que aunque la dificultad no es demasiado alta, sí que hay momentos donde debemos actuar con cautela si no queremos volver a empezar desde el último punto de control.

No hay muchas novedades en este apartado con respecto a títulos anteriores, siendo casi todas las armas, armaduras y enemigos muy similares a lo que ya hemos visto. Quizás lo más destacable es un objeto que puede tener cierta relación con la coletilla que da nombre al juego “El tamaño importa”, que igualmente podría hacer mención al hecho de haber sido lanzado en un principio en PSP. El artilugio en cuestión es capaz de modificar el tamaño de las cosas, provocando situaciones bastante originales, como el empequeñecimiento de Ratchet a un estado minúsculo con el consiguiente cambio de dimensión en el escenario (del cual mejor no desvelamos nada por lo curioso de la situación), o un mastodóntico crecimiento por parte de Clank, que incluso es el protagonista en ciertos momentos donde podremos controlarlo como si de una nave espacial se tratara, con el consiguiente cambio en el control y transformación en arcade espacial. También encontraremos algún que otro momento de descanso entre tanto enemigo con carreras de karts tramos en los que literalmente patinaremos sobre raíles o incluso controlaremos a pequeños autómatas como si de lemmings se tratara.

Un último aliciente aunque no demasiado acertado es el de las partidas multijugador, aunque limitándose a los enfrentamientos 1vs1 con pantalla partida. Disponemos de cuatro mapas para ello, y la verdad que resulta algo cansado a las pocas partidas dada la escasa variedad de contenido en este apartado. Aun así es de agradecer su inclusión, aunque sea tan solo un espejismo del modo multijugador por wifi de la versión para PSP.

Conclusión:

Nos encontramos ante un juego más de la saga Ratchet & Clank, que recupera toda la jugabilidad de los títulos anteriores, aunque sacrificando parte de su potencial al tratarse de un port para desde una consola portátil. Aun así, los fans de sus juegos disfrutarán de un variado título con una dificultad bastante ajustada, que pese a resultar demasiado corto, puede aportar unas cuantas horas de diversión. Eso sí, no se puede tener el mismo enfoque para esta versión de PS2, ya que no ha evolucionado en absoluto con respecto al juego original, desaprovechando el potencial de la consola y relegándolo a un juego más del montón dada la competencia del género en esta plataforma.

Nota: 6,75

Anuncios

5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s