Wii Night Fever: Casual sessions

Retomamos el banco de pruebas de plataformas que tan buenas vibraciones causó tras el artículo narrando nuestras sesiones con la Nintendo Nes en una tele de 42’’. La modernización ha llegado a nuestro equipo de juego casual de reuniones, cumpleaños y guateques. Es por eso, que nada mejor que la Wii para ser testeada por el “Casual Team”, por lo que he aquí las conclusiones de este nuevo estudio.

WiiSports y WiiPlay:

Esto es como el plato de aceitunas antes de comer, un obligatorio reconocimiento previo del asunto antes de entrar verdaderamente en materia. WiiSports es el primer juego que prueba el usuario al venir en el pack de la consola. Por otro lado, WiiPlay y la inteligente y gitanera maniobra de Nintendo vendiendo los Wiimotes junto al mismo por tan solo cinco euros más que el mando suelto hace que ya esté tol pescao vendío, sobre todo para aquellos que se compran la Wii como el que se compra un enano de jardín, para tenerla de adorno y estorbando.

El caso es que ya son varias las ocasiones en las que nos hemos reunido un numeroso grupo de jugadores en veladas que fueron amenizadas por la máquina de Nintendo. La primera conclusión a la que puedo llegar es que resulta más atractivo para las masas la creación de su Mii que los minijuegos anexos propiamente dichos. “Jajaja, nove canío, es clavao a ti” y demás expresiones análogas se suceden entre carcajadas si uno tiene la mala leche suficiente a la hora de crear su monigote virtual, concretamente cuando tú te encargas de hacer los Miis de los demás, momento en el que la creatividad y viejas rencillas salen a flote de forma directamente proporcional al tamaño de la pronunciación de las facciones que le pongamos a nuestra víctima.

Los triunfadores absolutos de WiiSports son sin duda los bolos y el golf, aunque a título personal, el primero me parece un juego de lo más monótono en el que como no te replantees su jugabilidad (como comentaré más adelante) acabas aburriéndote tras un par de partidas, mientras que el otro sí que aprovecha la sensibilidad del Wiimote y nos permite despuntar si somos lo suficientemente ágiles manejando el palito, cosa incuestionable para muchos de nosotros.

“Jugando en el Wiipatio con el Wiitendedero y la Wiisolería”

El de tenis, aunque simpático durante las primeras partidas, acaba resultando aburrido al no poder realizar apenas filigrana alguna con el mando, estando automatizado el movimiento del monigote y limitadísimo el ángulo con el que podemos rematar la pelotita. Igual ganaba la cosa jugando a dobles, pero como por el precio de cuatro Wiimotes uno se puede comprar casi una 360 o un Jes-Extender, pues qué quieres que te diga.

El baseball y el boxeo tan solo fueron jugados el día del estreno y poco más. El primero tiene tanto interés para nosotros como el Pachinko o las peleas de gallos (bueno, esto último mola), mientras que el de boxeo al limitarse la cosa a hacer el baile de San Vito con el mando y el nunchuk pues a hacer puñetas.

WiiPlay siguió la misma tónica que el anterior. Los juegos aburrían al par de partidas y al final siempre acabamos todos comiendo panchitos que escoñándonos el antebrazo. Quizás se salva el de ping pong y el otro parecido que se parece a las maquinitas esas del disco al que tenemos que dar leñazos sobre un rectángulo de aire comprimido, sí hombre, que todos hemos jugado en los recrativos mientras hacíamos tiempo para entrar a los multicines. Bueno, y el de disparar a las dianas por el regustillo a Duck Hunt.

“Uniforme gamer para guateques: Vaqueros y camiseta de propaganda”

Al final tuvimos que buscar nuevos horizontes de ocio con el material que disponíamos, así que acabamos jugando a ver quien hacía el tiro más gilipollesco en el de los bolos. Mi lanzamiento Sho-ryu-Ken ha quedado inmortalizado para la posteridad, como se puede comprobar. Y mis calzoncillos también.

Probando shooters, vamos, juegos de pistolita

Otro de los días, el dueño de la consola y un servidor realizamos un día temático alquilando Resident Evil Umbrela Chronicles y el pack de House of the dead 2 y 3, junto co la Wii Zapper y otro periferico con forma de pistoleja marca la gaviota. Con el primero se nos hizo el culo pesicola, y más siendo fans de la saga, por lo que prácticamente nos pasamos por la piedra el juego entero en una tarde de forma intensiva.

Al comenzar a jugar y llevar unos minutos disparando, comenzamos a tener calabres en las manos y un escoñamiento general del hombro pabajo a causa de usar la pistola a pulso. Si se dijera que realmente apuntamos al punto exacto de la pantalla donde queremos disparar pues tendría su gracia, pero como sabéis, los Wiimotes funcionan tomando como referencia el sensor que colocamos sobre el televisor, así que el calibrado y apuntado se basa en ir mirando el puntero en la pantalla para ir desplazando la mirilla.Vamos, que acabamos mandando a la mierda las pistolitas y jugamos de la forma que nos pareció más cómoda. Sentados, cogiendo el Wiimote con ambas manos y apoyados en las patorras, como si estuviéramos cogiéndonos la pita y apuntando a los trozos de papel higiénico que se quedan en las paredes del wc. Se pierde un poco la “magia” de la interacción, pero qué leches, lo que queríamos era pasarnos el juego y jugar de la forma más eficiente posible.

“Viviendo al límite”

Conclusión, los acoples que se ponen en el Wiimote no sirven pa ná. En el único que comprobamos una mejora en el control fue en el periférico con forma de palo de golf, ya que permitía ajustar el ángulo de tiro con más tino. Por lo demás caca.

Otros party games:

El banco de pruebas también ha realizado un acercamiento al Mario Party 8, y la cosa se resume en que a fin de cuentas, los minijuegos son las mismas mierdas de siempre pero adornadas con un tablerero en plan juego de mesa tirando el dadito y tal, y el supuesto carisma de los personajes tampoco ayuda mucho.

También hubo algún acercamiento al Rayman Rabbing Rabbids, con un resultado bastante mejor que el anterior mencionado pero más por lo cachondos que resultan los conejillos que por las pruebas en sí. Además, en muchas de ellas pasa lo de siempre, que para una interación de cuatro personas hace falta un mando para cada uno, pero independientemente de eso algunas de las pruebas que se plantean tienen bastante chicha, por lo que puede durar bastante más el enganche.

Wii Fit y la Balance Board:

La última adquisición del Casual Team ha sido la báscula de marras, cuyas utilidades parece que han sido ideadas por Barragan en el No te rías que es peor: “El Wii Fit, poooos puede chervir pa hacher Yoga, y pa hacher flexione, y pa esquiar, y chi te lo pone en la cabeza po es un chombrero”. El caso es que como party game de momento deja mucho que desear, y al igual que sucede con el propio canal Mii, lo más interesante de WiiFit para utilizarlo en grupo es cuando te creas el perfil y le pone a tu Mii el cuerpo de pera que ves todas las mañanas al mirarte al espejo.

Más allá de eso pues se puede esquiar, mover el Hula Hop para ver cómo las féminas menean el horcate y poco más. De momento y hasta que no aparezcan más juegos independientes que utilicen el periférico, la Balance Board se va a quedar como otro enanito de jardín, aunque sin querer irme por otros derroteros, auguro que la gran mayoría de sus compradores son consumistas compulsivos y fashion victims que poco uso le van a dar a su adquisición. Nintendo ha llegado a la cúspide de las ventas con sus máquinas… pero ahora que se ha estabilizado el ritmo, ¿sostendrán las plataformas aquellos usuarios que se hicieron con la Wii y un par de juegos? El tiempo dirá, pero como tal y como van las cosas, yocreoqueno.

Conclusión:

No puedo ser demasiado imparcial a la hora de dar un veredicto de Wii como máquina para actividades sociales, ya que soy defensor del pad y el sistema de juego tradicional por encima de todos estos nuevos inventos. Habiendo sopesado la información obtenida tras variadas y cuantiosas sesiones en grupo, Wii no logra divertir a los jugadores tanto como harían otros sistemas, como una PS2 con Multitap y una serie de juegos concretos o algún título social en plan Buzz, Singstar, eso sin contar con cualquier DDR o Guitar Hero, donde el grado de interacción y competitividad mantiene a todos pegados al televisor.

“A uno de ellos no le gusta Wii Fit”

En definitiva, Wii todavía está muy verde para poder contentar a los perros viejos del mundillo. Puede divertir puntualmente, pero no alcanza el status de divertimento recurrente y habitual por el rápido desgaste de la oferta de ocio que plantea. Más allá de todo esto, a pocos títulos se puede agarrar uno para jugar de forma individual a algo novedoso e interesante, existiendo poco más en el catálogo que no sea Mario Galaxy o el último Zelda. A ver cómo responde la gente con el Smash Bros, el cual para qué engañarnos, estoy deseoso de probar.

Anuncios

6 comentarios

  1. Otra cosa no, pero la Wii con unos cuantos Wii Motes y un par de juegos multiplayer y te pasas una tarde-noche con los colegas de puta madre :D

    Se ve que os lo habéis pasado bien =)

  2. Si, si pasar bien te lo pasas, pero es un divertimento que se gasta mu pronto, para la próxima habrá que buscar nuevos juegos para el banco de pruebas.

    El problema es que el Smash Bros no es mu casual que digamos, por lo que habrá que hacer una sesión de machos machotes para poder analizarla.

  3. Si bueno, muy bien, tal y cual… quiero mis perifericos preferidos. Que tengo en camino el guitar hero III regalito de mi mujer y ya tengo la camiseta de tirantillas para el concierto, devuelveme mis guitarraaaaas… o al menos una que practique. Y hablando del tema, a mi no me llena mucho lo que hasta ahora he visto de Wii, pero vamos que se le puede dar una oportunidad… ¿o no?

  4. Wii Night Fever: Casual sessions…

    Un articulo muy curioso sobre el efecto que tiene la wii en los casual gamers en esas tardes/noches que nos pasamos en casa con los colegas….

  5. Impresionante banco de pruebas. El tiro shoryuken me ha encantao (no tanto la calzoncillada)

    Pero las conclusiones… Yo soy perro viejo en esto y estoy encantado con la Wii, tanto para jugar solo (Mario Galaxy, Metroid, Zelda, Resident Evil, Okami, No more heroes) como acompañado (smash bros, mario kart, pes). Los Wiisport y wiiplay están para lo que están, son una demo para probar el mando. Es como un Gran Turismo Prologue a lo nintendo xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s