Dead Rising: Un homenaje al género

El género zombie, aunque algunos lo vean como un palo más del género del terror y la casquería, tiene tal cantidad de matices y segundas lecturas que lo hacen un cine fresco, original y predispuesto a investigar nuevos recursos narrativos. Recuerdo con cariño mi primera experiencia con los no muertos dado el simbolismo del momento y la película en concreto de la que se trataba: El remake de 1990 de La noche de los muertos vivientes, que si bien no es la pieza maestra original de la pentalogía (sí, ya lleva cinco) de George. A Romero, supuso una explosión conceptual en mi corazoncito teenager, de la que todavía no me he recuperado.

Los videojuegos, como siempre, se pegan como lapas a las fórmulas de éxito, reproduciéndolos en el noveno arte y trasladándolos para proporcionarnos una experiencia en primera persona. El cine de zombies no podía quedarse fuera de esta tendencia, y hemos visto nacer grandes títulos y sagas bajo su cobijo, pero sin duda, hay una compañía que supo explotar y reinventar los survival horror en una perfecta sinfonía de vísceras, espacios claustrofóbicos y escenas adrenalínicas, la saga Resident Evil. Pero no estamos aquí para hablar de esa obra, sino otra de las creaciones de Capcom mucho más añeja y adherida a la obra del maestro Romero, me estoy refiriendo a Dead Rising.

Cuando lo primero que nos plantan junto a los títulos iniciales es que este videojuego no tiene nada que ver de forma directa ni indirecta con la película “Dawn of the Dead” es porque la cosa promete y se necesita remarcar que nada tiene que ver el asunto con el film de 1978 ni con el acertado remake por parte de Zack Zinder en 2004, y es que a partir de esos créditos del comienzo, todo son guiños y homenajes a la filmografía de los muertos vivientes.

Todo comienza cuando un ávido periodista se adentra en Willamette, una minúscula ciudad de Colorado que parece haber sido puesta en cuarentena por el ejército. Frank West, que es el nombre de nuestro protagonista, decide alquilar un helicóptero para poder adentrarse en el meollo de la cuestión y descubrir por qué se ha producido este aislamiento militar. La ciudad está presidida por un inmenso centro comercial, único lugar en el que el piloto del helicóptero puede aterrizar para dejar a Frank en el tejado del mismo en una frenética escena en la que las fuerzas del orden descubren esta intromisión. Y ahí empieza todo.

El helicóptero es uno de los medios de locomoción más preciados y utilizados durante una crisis zombie dada su maniobrabilidad y capacidad para aterrizar en lugares pequeños, amen de ser el medio de transporte más seguro de cara al contacto con los no muertos. El la “Dawn of the dead” original es el medio de transporte usado por los protagonistas para llegar a (qué casualidad) el centro comercial donde se desarrolla casi toda la película. Igualmente, en “Day of the dead” es el medio utilizado por los protagonistas para escapar del bunker en el que se encuentran aislados.

El asunto del centro comercial es digno de ser analizado concienzudamente. Ambas versiones de Dawn of the dead se desarrollan en un centro comercial, siendo la base sobre la que se sustenta este Dead Rising, especialmente en la versión primigenia del 78. En ambas obras se utiliza la sala de control del edificio como base de operaciones y lugar seguro, usándose los túneles de ventilación y salidas de emergencia para ir de un lugar a otro. Es además en ese sitio donde debemos llevar a los supervivientes esparcidos a lo largo y ancho de todas las secciones del centro, que deberemos escoltar hasta dicha sala donde esperarán pacientemente la llegada del helicóptero que les saque de allí en 72 horas.

Dos días son los que dispone Frank para desentrañar el misterio de la hecatombe zombie que ha tenido lugar en la ciudad. No voy a entrar en detalles que spoileen el argumento del juego, pero diré que se les da un origen más o menos definido al levantamiento de los muertos. La gracia de las películas de Romero es que nunca jamás se da una razón lógica o explicación del por qué del fenómeno, siendo la única referencia al respecto la que exponen representantes religiosos y sacerdotes en todas y cada una de las películas de Romero: “Cuando no quede sitio en el infierno, los muertos caminarán sobre la tierra”. Existen mil y un orígenes establecidos en las diferentes películas del género. En la saga “Return of the living dead” se da como origen del levantamiento de los muertos el contacto de los cadáveres con residuos radiactivos. Evil Dead y sus dos secuelas dan al asunto un origen sobrenatural relacionado con el Necronomicom, el libro de los muertos. Incluso si nos remontamos a la primera etapa del género antes del advenimiento de Romero, el origen se relaciona con el vudú y la magia negra, tal y como se puede ver en películas como “White Zombie” o una de mis favoritas “Revenge of the zombies”. Pero los videojuegos también innovaron en ese sentido, y Capcom echó mano de otro tipo de origen para su saga Resident Evil e ideó la creación de un virus biológico por parte de una corporación cuyas investigaciones resultaban inadmisibles.

El objetivo principal en estas películas es la supervivencia a toda costa, si bien se pueden dividis las obras zombies en tres grupos que diferencian el modus operandi de los protagonistas.

1- Inicio de la infección: La población todavía no tiene constancia de la plaga, y comienzan a aparecer focos aislados de zombies. Las noticias son confusas y gran parte de la población hace caso omiso de las advertencias de las autoridades. Aquí podríamos enmarcar “Night of the Living dead”, al inicio de la pesadilla. Dead Rising también entraría en este grupo, donde lo único que impera es la supervivencia a corto plazo.

2- La infección se ha extendido: Las comunicaciones comienzan a fallar y las calles están infestadas de zombies. Es difícil viajar de un lugar a otro sin estar permanentemente en peligro, y la misión fundamental, además de encontrar un lugar seguro, es hacer acopio de armas y víveres para subsistir el mayor tiempo posible. Posiblemente sea el marco en el que se desarrolle el próximo Resident Evil 5, pues hasta entonces las anteriores partes juegan con el hecho de que la infección está aislada, en este caso Racoon City. “28 días después” narra de forma magistral cómo la sociedad empiez aa degradarse y sucumbe ante la amenaza.

3- El mundo sumido en el caos: Ha sido imposible contener la invasión, y la humanidad está casi en peligro de extinción. Existen núcleos urbanos que han logrado aislarse del exterior y ser autosuficientes. “Land of the Dead”, “28 semanas después” o “Resident Evil: Extinction” juegan con esa ambientación, la que más juego da a la hora de realizar historias continuistas y fomentar la colaboración e inventiva de los supervivientes.

En Dead Rising, nuestra misión principal es averiguar por qué se ha generado la infección exactamente en ese lugar, pero para poder sobrevivir durante los dos días que disponemos tendremos que hacer acopio de armas y alimentos constantemente, y qué mejor para ello que deambular por las tiendas de un enorme centro comercial. Una de mis ilusiones de infancia ha sido siempre la de poder estar solo en unos grandes almacenes para poder coger lo que me diera en gana. Aquí podremos cumplir el deseo, ya que casi cualquier objeto con el que nos topemos será susceptible de ser manipulado, desde el mobiliario urbano hasta los objetos expuestos en los escaparates, y es en esta variedad donde encontramos una de las mejores bazas de Dead Rising a la hora de enamorar al jugador, la creatividad con la que podemos acabar con los zombies, desde martillos o cuchillos pasando por sombrillas, cajas registradoras, bates de baseball, maniquíes o cualquier cosa que se nos ocurra podrá salvarnos de ser pasto de los muertos. Además, tal y como se demostró en películas como la desternillante “Shawn of the dead”, cualquier cosa es válida con tal de cargarnos a unos cuantos zombies, ya sea con un palo de cricket o a base de lanzar discos de vinilo. Pues también podremos.

Es obvio que el humor y el alejamiento con la realidad están latentes en el juego en todo momento (de base hemos de suponer que los zombies existen, así que de ahí en adelante…) pero si el uso de diferentes objetos es una constante parodia al género, los movimientos especiales que realiza nuestro Frank son son un homenaje al gore más desenfadado y al giallio Italiano, pues a medida que subamos niveles y acumulemos experiencia aprenderemos a desparramar por el suelo las tripas de los muertos con nuestras propias manos, o seremos capaces de hacer estallar cabezas contra el suelo con movimientos dignos de una estrella de la lucha libre.

Un sinfín de homenajes son constantes: Una cortadora de césped al más puro estilo “Braindead”, sierras mecánicas que nos ponen en la piel de Bruce Campbell en “Evil Dead” o poder utilizar vehículos para atropellar a nuestra víctimas de forma salvaje al más puro estilo “Death Race 2000” son tan solo un ejemplo de lo que podremos ver mientras recorremos el Willamette Plaza.

¿Más analogías? El hecho de que uno de los coprotagonistas del juego sea un fornido hombre negro con dotes de mando, cliché repetido hasta la saciedad desde que el bueno de Ben cuidara de Bárbara en “Night of the Living Dead”. La presencia de sectas religiosas, personas que pierden el control ante situaciones límite y se convierten en psicópatas, supervivientes que hacen todo lo que sea con tal de tener sana y salva a su mascota, ancianos pesimistas y cascarrabias, misteriosos indivíduos de origen hispano que ocultan misterios relacionados con la brujería o ese típico jugador de rugby de la universidad que se hace el duro pero que muere a los 10 minutos de empezar la película son otros tantos ejemplos prácticos de lo que Dead Rising esconde.

Muchos detestan el juego por no conseguir la ambientación que provocan los Survival Horror como la saga Resident Evil, o el hecho de que que tantas referencias y situaciones cómicas echan a perder cualquier atisbo de emoción. Todos ellos se equivocan. El cine de zombies no es de terror, va mucho más allá que vísceras y cadáveres. ¿Por qué van todos los zobies de “Dawn of the dead” y Dead Rising al centro comercial e incluso algunos se ponen a empujar carritos de la compra? Pues porque el consumismo está tan arraigado en nuestras vidas que incluso muertos tenemos un leve recuerdo de esa adicción. ¿Por qué se pasan toda la película de “Day of the dead” enfrentándose los científicos y los militares? Por las ancestrales diferencias entre la ciencia y sus aplicaciones militares así como la resolución armada antes que el planteamiento del problema y su resolución de forma diplomática.

Dead Rising es humor, es frenetismo, es terror, es crítico y sobre todo, es divertido. Y no por el hecho de que se ambiente en un universo tan amplio y flexible como este, resultando a todas luces un homenaje a los clásicos del género, sino porque al menos en este caso, estamos ante un BUEN juego.

Anuncios

7 comentarios

  1. Bueno, bueno, bueno, tras ver la recomendación de este blog en el de Mauro, me decido a pasar a ver qué se cuece y me encuentro con esta entrada que habla de juegos y de zombies. ¿Qué mas se puede pedir? xD
    Este juego me encanta, el problema (mío) es que he tenido que dejarlo apartado de momento porque no tengo una tele HD y no me enteraba de la mitad de las cosas que tenía que ir haciendo (las letras son tan pequeñas que no veía un pimiento).
    Un saludo y que sepas que me añado este blog a mi lista favoritos, que me ha gustado!

  2. Me alegra que te guste el blog, Eldemo. Respecto a lo del tamaño de las letras tienes toda la razón. Con otros juegos me puedo tumbar en la cama a cierta distancia y ver el monitor de lejos, pero con este acabo bizco perdío porque no veo un pimiento. Entre este y el Mass effect me voy a quedar miope.

  3. Cierto, cierto, ciertisimo. Junto MASS EFFECT los dos juegos piden una tele o monitor TFT con el que se puede leer sus letritas minúsculas.

    Este juego empezó y tuvo unos cambios tremendisimos , un modo cooperativo hubiese sido sublime, un 4 player demencial. Incluso un multi en plan Resident Evil Outbreak.

    Ahora tras ver que WII lo adoptará en sus circuitos ( mermado graficamente pero potenciado en su control) imagino que capcom se planteará sacarle una secuela.

    Los usuarios de pc creo que también lo podrán catar pronto. Destacable que por el LIVE te regalen nuevos trajes, via descarga, últimamente pagamos por cada bit que nos bajamos, yoda & vader aparte.

    Me estais animando a pasarmelo, pero su tedioso sistema de grabar y los pocos ratitos que dedico a SCIV lo han dejado al pobre criando ceros y unos en la caja. Pero lo tengo ahi, no me olvido de el…….. ;-)

    Por cierto, que grandes los de MEGA64, me los habeis RECORDADO bribonesss

    http://es.youtube.com/watch?v=KfGWeul6U5w

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s