1995: El pasote de la quinta generación

Estaba yo realizando una de mis reveladoras lecturas de revistas antíguas en el WC cuando llegué las típicas páginas finales de Hobby Consolas con los precios de videojuegos y periféricos de una conocida tienda especializada, cuando me percaté del pasote que vivió el mundo de los videojuegos por aquel entonces al entrar la quinta generación de consolas, acontecimiento casi de igual envergadura que la victoria del Zaragoza en la recopa con el zurriagazo de Nayim desde el centro del campo o la salida de Windows 95 y el nacimiento del pantallazo azul.

la_quinta_generacionEran años felices para la industria del videojuego en España. Megadrive y Super Nintendo vivían sus últimos años como reyes regentes, con unos precios ajustadísimos y unos juegos que aprovechaban su hardware tras muchos años de desarrollo de juegos para ambas plataformas. Aparte de eso, todo cristo tenía una Game Boy, y las bromas pesadas de Sega en forma de Mega-CD y 32X pasaron desapercibidas para nosotros. La era multimedia tan solo comenzó verdaderamente en el PC, donde casi todos los usuarios de compatibles disponían por aquel entonces de su CD-Rom Mitsumi a 4x para leer las demos de la PCManía y su Sound Blaster Pro 16 que cada vez que había que configurarla para los juegos se volvía uno loco.

Las revistas del sector llevaban muchos meses dando la brasa con esta quinta generación. En 1993 aparecieron la Atari Jaguar y la 3DO, pioneras en el uso de cds para almacenar juegos (con permiso del antes mencionado Mega-CD y el CD-i, aunque algunas fuentes indican que este último fue una leyenda urbana). Realmente tanta capacidad de almacenamiento nada más servía para meter tochos de vídeos en mpeg y música en cd-audio, porque luego los juegos eran o las mismas mierdas de siempre en 2d o películas interactivas que tan de moda se pusieron en la época. Vamos, que aquí todo el mundo seguía jugando al International Superstar Soccer o al Ultimate Mortal Kombat 3, que ya habría tiempo de jubilar los 16 bits.

1995-3do“El Battle Chess me cabía en un diskette de 5 1/4”

Y llegó el día prometido. En España, como no, tuvimos que esperar varios meses desde la salida en Japón y Estados Unidos para ver las nuevas consolas por estos lares. Y aquí se presentaron, primero Sega Saturn y después la Playstation. Los más inquietos ya tenían sus ahorrillos para comprar su máquina preferida al salir… pero era llegarse al Corte Inglés más cercano para preguntar y toparse con los más de 100.000 trompos que te costaba adquirir una de las nuevas máquinas. Por ese precio me tiro dos años en los recreativos Pepe jugando a lo que me de la gana a diario, o por poco más un Pentium para poder usar el cd del Juego de La oca X que traía el Primera Línea. Una pasada de precios que aunque podría resultar hasta normal en un país donde siempre nos la han metido doblada con los precios de videojuegos  (y eso que no había llegado la dualidad dólar/euro) era una barbaridad.

1995-psx“Jugar al Mah Johng por 17.000 ptas es toda una experiencia”

Pero todo esto tenía truco. Y es que las tiendas mencionadas que tenían dichas consolas en su escaparate las traían importadas de por ahí, por lo que el precio se encarecía bastante. Sin ir más lejos, la primera Playstation costó en japón 40.000 yenes, cuyo valor es el mismo en pesetas, y la saturn unos 45.000, así que ya me diréis. Cuando Sega y Sony distribuyeron directamente sus productos en España pegaron un pequeño bajón tan solo dos meses despues de este lanzamiento “no oficial”, quedándose los precios alrededor de las 80.000 leandras, que aun así seguía distando mucho de las 30.000 pelas que se pudieron pagar por una 16 bits recien salida al mercado y que siempre ha sido el precio de salida de las máquinas nuevas desde que Spaco comenzara a distribuir la Nes en España, la primera consola “de masas”.

1995-saturn“Perdone, ¿cuanto dice que vale el cable del euroconector?”

Nintendo 64 se retrasó un poco a la hora de sacar su máquina para esta generación, por lo que muchos la consideran más de la sexta generación que de esta, y más cuando se trataba de la primera consola de 64 bits, superior a las últimas de 32 (aunque esa denominación a la hora de juzgar consolas es más cuestionable que el flequillo del Dioni). Al menos no hubo columpiada por su parte y vimos la consola en España en 1997 por unas agradables 40.000 ptas. Pero ya se sabe, los cartuchos no eran copiables y el resto es historia.

Lo que está más que claro es que esta generación se salvó por la piratería, siendo las primeras máquinas que podían modificarse sin demasiadas dificultades soldando unas cuantas patillas a un chip. Bueno, Super Nintendo ya tenía muchos años antes los copiones esos para grabar las roms en diskettes, pero costaban un ojo de la cara y no estaban al alcance de muchos. Por eso, algunos avispados “empresarios” montaron locales clandestinos que plagaron las calles españolas, en donde igual te ponían el chip que te vendían copias de juegos en un Princo por 1.500 pelas o te traían cacharros importados. Por suerte para todos o desgracia para algunos, la época dorada del pirateo tuvo comienzo en aquellos tiempos, y se ha mantenido casi hasta nuestros días, aunque estas tiendas se hayan casi extinguido al poder realizar todos esos sucios menesteres uno mismo (amén del boom de las tiendas online y los foros de EOL).

1997-nintendo-64“Precio del Turok: CONSternador”

La quinta generación de los videojuegos siempre será recordada por dos cosas, por el pastizal que costaban las máquinas en su entrada a España y por ser una generación salvada por la piratería. Luego estas prácticas se tomarían la venganza haciendo que perdiéramos la Dreamcast, algo que muchos consideramos el pecado original del gamer, pero eso, es otra historia.

Anuncios

12 comentarios

  1. Coño menudo artículo… Qué grande. La verdad es que la Nintendo 64, con todos sus defectos, tenía una condensación de joyas que ya les habría gustado a muchas.

    Lástima de los p*tos cartuchos.

  2. Ya te digo Dandel, la verdad es que esta generación me la pasé por el arco del triunfo ya que estaba totalmente absorto con lo que me ofrecía el PC en aquella época, pero de haber comprado alguna, sin duda hubiera sido la N64, aunque no eché de menos las consolas en aquella época, que todo dios tenía la PSX y pasaron por mi casa unas cuantas. Lástima que me diera cuenta de lo que me estaba perdiendo años mas tarde echando mano de la emulación.

    Spayder26, conserva ese CD-i con salud, y yo que tú me aventuraba a arreglarla nada más que para poder echarte unas risas con ese Zelda de mercadillo que salió.

  3. muy buen articulo, yo recuerdo que aca en chile el Snes duro su epoca de gloria hasta bien entrado el 98, y recien el 99 veniamos a conocer una desconocida y no publicitada playstation, y tal como ocurrio en españa acá la pirateria tuvo su boom tambien hasta el dia de hoy… y tal como ustedes vi nacer y morir la dreamcast… del resto nunca aparecieron… Chile era de Nintendo

  4. Es la primera vez que visito esta página y el articulo me ha encantado. Tengo grabados en mente todos estos anuncios de la hobby. Totalmente de acuerdo en que la piratería en esta época fue un asesinato. Aunque yo no me añado porque solo tengo la 64.

  5. Maldigo a mi madre cuando tiró todas mis revistas antiguas xD

    Yo venía de visita a Torremolinos (antes vivía en Madriiiiz) y veía en los bazares de los hindues las preciadas consolas. 100.000 trompos costaba cada una de las dos “GRANDES” y mi padre me miraba con cara de: ya tienes una Mega Drive, disfrutala” Y así lo hice. Así hasta que mi ciega confianza en SEGA me hizo comprarle la máquina a mi primo por 20.000 pesetillas. Disfruté como un enano de mi consola de marras, pero veía el fin cada día más cerca. Así cambié mi consola (era un chaval sin ahorros) por una Play que aún conservo.

    Ahora tengo envidia de aquel que tenga una Saturn, puesto que la quiero conseguir, pero no creo que hubiese disfrutado más con la consola de SEGA que con los grandes ratos que me ha hecho pasar, y sigue haciendomelos pasar, PSX.

    La N64 nunca me atrajo, era seguero y había que odiar a Nintendo por encima de todo, pero ahora gracias a la cutre Wii he podido disfrutar de grandes clasicos de la N64. Sigo rezando porque algún día Wii emule Saturn, aunque no creo que lo consiga ya que es la puta consola más dificil de emular.

  6. Gracias por el halago, Tatoon! La verdad es que mediados de los 90 es una época de la que no se habla tanto como otras, estando muchas de las máquinas que aquí he comentado bastante olvidadas, posiblemente por lo desapercibida que pasó esta generación en España aparte del boom de la PSX.

    Para realizar un artículo sobre Dreamcast tengo que meditar y recluirme durante muchas semanas para alcanzar el estado onírico de equilibrio en las ondas alfa de mi cerebro, necesario para escribir concienzudamente sobre dicha máquina.

  7. hola me llamo frank y tengo 31 años y quiero decir que el turok uno de nintendo 64 cuando salio valia quince mil pelas la verdad yo lo consegui comprar la verdad es que el que tenia esos juegos y las consolas era un privilegiado yo en aquella epoca me lo podia permitir por que tenia pasta ahora con esto de la crisis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s