Análisis Watchmen: El fin está cerca

Cuando uno se encuentra ante un videojuego basado en una película que a su vez está basada en una novela gráfica se plantea muchas cosas acerca de la falta de ideas de las diferentes industrias implicadas o la gran capacidad de estas para explotar productos de éxito. El problema radica en que en este caso, la fuente primigenia es uno de los mejores comics jamás escritos, más allá del género “super heroico” del que se alimenta, aunque sea de una forma totalmente diferente a la que tantos años promovieron editoriales como DC y Marvel. Pero no estamos aquí para realizar un análisis en profundidad sobre la obra de Alan Moore y David Gibbons, sino para echar un vistazo a este resultón beat’em up con tintes clásicos lanzado directamente en formato digital para su descarga por capítulos a través de Xbox Live!, PSNetwork y la plataforma Steam de PC.

Artículo para Rincongamer.

watchmen_slide

¿Quién vigila a los vigilantes?

Ha sido una curiosa elección de género y desarrollo del juego teniendo en cuenta que la obra original intenta alejarse en todo momento de los clichés del género en forma de peleas imposibles y espectáculo gratuito, centrándose en unas trabajadas personalidades de todos los protagonistas y un trasfondo terriblemente rico en detalles que narra un periodo de decadencia que sufren los “héroes enmascarados” en el mundo tras unas décadas anteriores de esplendor y éxito para unas personas sin poderes algunos que por diferentes avatares del destino deciden combatir el crimen ataviados con disfraces y máscaras.

La versión cinematográfica de Zack Zinder se toma algunas licencias al respecto, potenciando la acción y la aventura en detrimento de la profundidad de los personajes y sus diálogos, cosa hasta cierto punto comprensible dados los derroteros que está siguiendo la industria del cine en los últimos años. Además, resultaría hasta cierto punto agotador ver trasladada una obra de más de 400 páginas al cine donde la mayoría de las escenas están formadas por largos y detallados diálogos.

Y es en este punto donde podemos presentar “Watchmen: The end is nigh”, en el que aprovechando los cambios orientados hacia una mayor acción se ha optado por crear una historia complementaria a la original tomando como base las investigaciones de Rorschach y Buho Nocturno acerca de una fuga de prisioneros de una cárcel de máxima seguridad y la búsqueda de un villano de segunda llamado “El gran jefe”, acontecimientos que solo son comentados de pasada en el comic (para los documentados, la escena donde el mafioso de metro y medio intenta colarse en la celda de Rorschach para vengarse de él) y que sirven para dar vida a esta pequeña aventura de acción de un corte de lo más clásico, consistente en derrotar enemigos a base de mamporros en un desarrollo totalmente lineal con unas pretensiones jugables de lo más simples, aunque no por ello satisfactorias.

watchmen_01

Gráficos:

El juego se mueve correctamente a través del diseño de personajes de lo más fiel. Rorschach y Buho Nocturno presentan con total fidelidad a sus homónimos cinematográficos, con mejores resultados en la caracterización para el primero de ellos, todo sea dicho. Tanto el diseño como los movimientos están perfectamente caracterizados para cada uno, y se podrá diferenciar perfectamente un estilo de lucha rastrero y casi animal por parte del enmascarado en gabardina a diferencia de unas técnicas más depuradas propias de un practicante de artes marciales si nos atenemos a cómo se mueve el alter ego de Dan Dreiberg. Igualmente, los enemigos, aunque de escasa variedad, están correctamente representados y sirven perfectamente como el saco de tortas que son.

Los escenarios poseen una más que correcta atmósfera envolvente que juega constantemente con las sombras y los juegos de luces, y aunque no sean apenas interactivos salvo por elementos puntuales que se rigen por una física bastante simple, cumplen su cometido como campo de batalla para constantes enfrentamientos urbanos. Nos moveremos por diferentes ambientaciones, una cárcel en plena fuga de presos, un entramado de callejones en los bajos fondos o las alcantarillas de la ciudad son algunos de los lugares a visitar.

Esta ambientación tan anexada a la película se complementa con vídeos que utilizan una estética similar a la del cómic y hasta cierto punto el trazo de Gibbons para narrarnos la aventura como si de una extensión de la obra se tratase.

watchmen_02

Música y sonido:

Poco que remarcar al respecto. Las melodías que escucharemos de fondo están sacadas también de la película, y casi no echaremos cuenta de ellas durante el transcurso del juego. En cambio el sonido juega un papel algo más importante, sobre todo en el ámbito de las voces, pues tanto los personajes como los enemigos estarán casi constantemente hablando avivando unas situaciones basadas únicamente en avanzar y pelear.

El doblaje será el original, con voces en inglés interpretadas por los actores originales de la obra cinematográfica, aunque dispondrá en todo momento de subtítulos en castellano.

watchmen_03

Jugabilidad:

Nos moveremos en entorno tridimensional utilizando una cámara en tercera persona totalmente controlable con los sticks. El control de los héroes es bastante versátil, y en escasos minutos controlaremos totalmente sus movimientos, que se verán acrecentados a medida que avancemos en el juego, pudiendo realizar golpes débiles, fuertes, agarres, fintas, cargas y un buen número de combos con resultados demoledores, así como pequeños quick time events que pulsados en el momento correcto harán que realicemos una movimiento especialmente “doloroso” para nuestro adversario, con el que le restaremos una mayor cantidad de vida.

Como ya hemos dicho, esta primera parte está formada por seis capítulos, que a su vez conforman la primera parte de una serie de títulos enlazados, por lo que en breve podremos adquirir el resto. Cada uno de ellos no nos llevará (siendo optimistas) más de 30 minutos para completarlo, por lo que la duración del título es realmente escasa, aunque esta sea una de las señas de identidad de los beat’em up más clásicos, en un desarrollo más propio de máquina arcade que de videojuego de sobremesa.

watchmen_041

Podremos seleccionar a Rorschach o a Buho nocturno, aunque la aventura no variará apenas de uno a otro salvo en las características de combate de cada uno. Dichas habilidades comenzarán siendo de lo más básicas, y a medida que avancemos encontraremos unos ítems que desbloquearán todo un elenco de movimientos. Y no hay más, ni corazones de vida, ni pollos asados dentro de cubos de basura. El modus operandi de este Watchmen: The end is nigh carece de florituras de ningún tipo, concentrándose todo el juego en la sucesión constante de combates y el ensayo y error al morir y volver a comenzar desde un punto de control. Los únicos elementos interactivos que podremos utilizar serán unos cuantos tipos de armas que podremos “requisar” a los enemigos, que van desde palos y botellas hasta bates de béisbol o tuberías de metal. Aparte de ello, poca más variedad veremos en el desarrollo, salvo alguna que otra palanca para abrir una puerta y alguna interacción concreta con algunos elementos cuya razón de ser es simplemente como apoyo a la narrativa.

Aún con todo esto, resulta muy satisfactorio y divertido darnos de tortas con los malos gracias a la gran variedad de movimientos existentes, por lo que en ningún momento nos aburriremos y nos picará el gusanillo de completar el juego más de una vez, ya sea con cada uno de los personajes o en modo cooperativo, en el que todos sabemos que juegos de este tipo ganan muchísimos enteros.

watchmen_05

Conclusiones:

Las aspiraciones de este título no son demasiado altas, aunque no por ello su calidad debe ser tachada de mediocre. Estamos ante un más que convincente beat’em up de corte clásico sin apenas florituras, consistiendo todo su desarrollo en un constante avanzar y combatir. Lo único achacable es su escasísima duración, que no llega a las dos horas, y aunque pueda alargarse rejugándolo con ambos personajes o en modo cooperativo, sabe a poco. Quizás si la obra hubiera sido lanzada en su totalidad desde un principio se podría llegar a una conclusión diferente, pero no es el caso. Aun así, y analizándolo en su conjunto, Watchmen: The end is nigh es un juego bueno y bonito. Pero eso sí, actualmente, no es barato.

Anuncios

4 comentarios

  1. No, si por poder te puedes bajar una demo, que la hay. Lo que dice Andresito del pastiche que vale por lo que dura, estando solo disponible “medio juego” como quien dice es inadmisible. Yo me limito a echarle un ojo al juego y comentarlo independientemente de su precio o tipo de distribución… ¡que de no ser así pondría roscos a diestro y siniestro!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s