Retrocalipsis

Hace poco me sorprendí en un bareto de copas que suelo frecuentar al ver como habían puesto un cabinet viejuno allí junto a la puerta de los servicios. Al ser un bar así como muy de diseño y chic pensé que era simplemente una original decoración, pero al acercarme no daba crédito a lo que veía, un joío Pac-Man, el de Namco. Sí, el que salió hace 30 años, que se dice pronto.

pacman

Algo así me ha hecho plantearme muchas cosas sobre la progresión y el desarrollo de la industria del entretenimiento en los últimos tiempos. Hace 30 años, las mecánicas jugables de los títulos eran simples y directas, valiéndose solamente de la habilidad y los reflejos del jugador y la satisfacción de superar retos realizando actividades más o menos repetitivas. Con los años, la complejidad de los sistemas que servían de plataforma aumentó a la par que los sistemas de juego. Juegos de rol donde tener en cuenta mil parámetros, de estrategia donde trazar planificaciones y medir recursos, de lucha donde la cantidad de técnicas y combos resulta abrumadora en ciertos casos… el jugador ha ido madurando, por lo que ha necesitado mayores desafíos para satisfacer sus necesidades.

Con la llegada de Wii, el revival retro y la oleada de “casualización” con la que parece haberse contagiado todo cristo, parece que se está produciendo una regresión hacia un modelo de negocio de tiempos pasados. Mucha gente busca de nuevo la simpleza de aquellos primeros juegos Arcade de los 70 y 80, dejando de lado el batiburrillo conceptual que se intenta buscar en las últimas e “innovadoras” mecánicas jugables. ¿Comienza a retraerse el Big Bang evolutivo que supusieron Pong y sus coetáneos?

Los 90 fueron el no va más de la complejidad lúdica. En ese periodo de hegemonía de los 16 bits tuvo lugar el surgimiento del PC como plataforma hardcore, y muchos encontramos en él una salida hacia nuestras ansias jugosas más pretenciosas. Esas aventuras gráficas de Sierra y Lucasarts, esos simuladores que casi faltaban teclas para abarcar todas las funciones o esos juegotes de rol en los que necesitábamos hacernos los mapas en libretas de cuadritos para no volvernos majarones no se parecían ni por asomo a lo que aparecía en en la sección “Lo más nuevo” de nuestras Hobby Consolas. A día de hoy, los ordenadores han quedado relegados a su uso para disfrutar de los títulos de Blizzard, así como cualquier cosa que le salga del ojete a William Wright.

retrocalipsis21“¡Por otros 20 años de reediciones!”

Los canales de descarga de las diferentes consolas nos ofrecen títulos de tiempos pasados a un precio que si uno lo plantea bien, le sería más rentable buscarse la plataforma y el juego deseado por el mercado de segunda mano por un poco más. Los recopilatorios de grandes must-have de tiempos pasados salen a patadas, remakes innecesarios modifican el control para adaptarlo a los nuevos cánones y tanto la Coca-Cola como el Reno Renardo nos recuerdan que los 80 fueron tiempos mejores. Todo el mundo se flipa ahora jugando al Double Dragon en su tele de plasma de 40’’. ¿Ventajas? La posibilidad de que mucha gente que hace décadas era ajena al sector puedan vivir lo que muchos sentimos en aquellos tiempos.

Eso sí, que no me la intenten colar cobrando una pasta por material vetusto como estamos viendo últimante. Es más, el puto Pac-Man del bareto costaba un eurazo cada partida. Anda y que les den candela.

Anuncios

6 comentarios

  1. Si me lo encuentro con 2 partidas a 50 céntimos todavía me lo pienso pero a 1 eurazo la partida pienso igual que tú: qué les den candela!!!

    Cada vez que por desgracia tengo que ir al médico siempre paso por unos recreativos que tiene 2 zonas: la interior repleta de tragaperras y una exterior y pequeña con viejas arcades. Siempre me paro a echarle un vistazo por ver si han cambiado alguna. Hace poco pasé y entre otras estaba el Street Fighter II. La partida estaba a 25 céntimos, 2X50, así que no me pude resistir… y mira que lo tengo en casa y todo!!!

    Saludos.

  2. Si lo pusieran a 20 céntimos el Pac-man ganarían mucho más dinero que poniéndolo a un euro, y rentabilizarían más el tenerlo encendido todo el día. Vaya cosa más absurda ponerlo a ese precio, además de estafa todo sea dicho.

  3. Genial la idea de poner una recreativa del Pacman en un bareto, aunque lo suyo sería partidas a 20 céntimos, por cierto, tu análisis del mercado actual creo que es bastante acertado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s