Análisis Esdla: La Conquista

Hace 10 años, tú le preguntabas a alguien si conocía a Gollum y posiblemente le sonara a chino. Poco después, con la trilogía cinematográfica de Peter Jackson, parece que todo el mundo se ha sacado un curso avanzado de mitología Tolkeniana, produciéndose una sonada revolución cultural con un revival por la fantasía épica. Esta moda, entre otros productos, trajo consigo una oleada de videojuegos ambientados en la franquicia que a día de hoy, un lustro después de dichas películas, sigue dando sus frutos.

lotrq_slide

Y es en este momento cuando EA, gracias al trabajo de Pandemic Studios, saca este “El señor de los Anillos: La conquista”, que a efectos prácticos resulta ser una versión con espadas, arco y flechas de la saga Star Wars: Battlefront, de la misma desarrolladora. Con esa idea en mente, uno ya sabe lo que se va a encontrar aquí, un título de acción en tercera persona que posee muchas similitudes jugables con lo que puede ofrecer el modo multijugador de un fps cualquiera en lo que a su desarrollo de checkpoints y objetivos de batalla se refiere.

Artículo para Rincongamer.

Un anillo para gobernarlos a todos:

Creo que sobra a estas alturas ponerse a contar las andanzas de Frodo y compañía a lo largo de la Tierra Media para acabar con las ansias de conquista del señor oscuro Sauron. El juego se centra en las batallas multitudinarias que tiene lugar en la trilogía del Señor de los Anillos, con un estilo artístico proveniente de las películas. Así, el tutorial será la gran primera batalla que tiene lugar en todo el metraje, la batalla de Isildur y sus hombres a los pies del monte del destino. A partir de ahí, iremos recorriendo las luchas más encarnizadas que tuvieron lugar hasta el fin de la tercera edad: La batalla del abismo de Helm, El asedio de Minas Tirith o la gran resistencia de la alianza del bien frente a la Puerta negra son algunos de los grandes momentos que viviremos.

La campaña en total está formada por nueve escenarios diferentes, tomándose algunas licencias argumentales como un ficticio asedio de Aragorn y sus tropas a Minas Morgul o la recuperación de ciertas zonas de las minas de Moria por parte de los enanos de Balin. Pero el apartado verdaderamente original es la segunda campaña a la que tendremos acceso una vez completada la anterior, con un curioso “what if” en el que se nos narra lo que hubiera pasado si Frodo en vez de lanzar el anillo al monte del destino se hubiera visto seducido por él. En estos siete nuevos capítulos nos pondremos en el papel de las fuerzas de Sauron reconquistando los lugares perdidos y acabando con todo vestigio de hombres, humanos y elfos, empezando por el propio monte del destino y llegando hasta la mismísima comarca.

El modo de campaña es atractivo pero radicalmente corto, aunque dada la naturaleza jugable del título, su verdadero potencial está en el multijugador, donde medirnos con gente de todo el mundo en los diferentes modos de juego es el verdadero aliciente del título, que más adelante comentaremos.

lotrq_1

Gráficos:

No hay que andarse con rodeos. El juego no luce todo lo bien que debería estar establecido para un título cualquiera de la generación actual, acercándose más a lo que se pudo ver en la anterior. Los modelados se ven bastante bien, pero el acabado global de las texturas, los escenarios y algunas animaciones no están a la altura, aunque en ningún caso alguna de estas carencias afecta a la jugabilidad.

Los escenarios pecan de simplistas y vacíos, unos más que otros. Así, escenarios como los que se desarrollan en las minas de Moria o las ruinas de Osgiliath son una caricatura de lo que se pudo ver en el cine, tanto en diseño como en proporción. En cambio, lugares como Minas Tirith o Minas Morgul lucen bastante mejor. Encima, esta desigual labor no mejora si nos fijamos en detalles como la baja resolución de muchas texturas o los risibles recursos gráficos con los que adornar las carencias del título. Ver pequeños sprites anclados en el fondo del escenario para dar sensación de multitud o muros invisibles que marcan los límites de la zona de juego tampoco es que ayude.

Eso sí, aunque no se alcance la brillantez gráfica que cabría esperar, la labor de ambientación es encomiable gracias a que Weta Workshop, encargados de todos los efectos especiales de las películas, han estado colaborando y prestando sus modelados de criaturas y demás material, lo cual se nota en la fidelidad con la que está representado cada personaje. Además, veremos un montón de cutscenes en el modo campaña que nos irán narrando los acontecimientos con escenas provenientes del metraje original lo que hace dar mayor brillantez al acabado artístico en general.

lotrq_2

Música y sonido:

Aquí Pandemic lo ha tenido realmente fácil, ya que además de colaborar con Weta, disponían de los derechos de la banda sonora original, por lo que al disponer de la majestuosa composición de Howard Shore, la ambientación musical del juego eriza los pelos al más pintado cuando oímos esos acordes ya atemporales de algunas de las piezas.

Por otra parte, la gran mayoría de efectos de sonido también están tomados de la película. Todos los diálogos están doblados al castellano por actores profesionales, o al menos algunos de ellos, ya que ciertas interpretaciones dejan algo que desear. Es una pena que no se haya recurrido a mismos actores de doblaje que en las películas, ya que la ambientación hubiera ganado bastante más.

lotrq_3

Jugabiliad:

Como ya hemos dicho, el juego se maneja desde una vista trasera en tercera persona, con total libertad para mover la cámara en cualquier dirección. En cada misión nos irán encomendando una serie de tareas encadenadas que tendremos que cumplir. Algunas de estas serán tomar una bandera o punto estratégico manteniendo la posición, resistir oleadas de enemigos en un punto determinado o destruir objetivos concretos, aunque en casos puntuales realizaremos otro tipo de cometidos.

Para cumplir estos objetivos podremos controlar a diferentes tipos de personaje, con ventajas y desventajas para cada uno de ellos. Así, las cuatro clases básicas serán guerrero (con poderosos ataques cuerpo a cuerpo), arquero (a distancia), explorador (que asesina por la espalda usando sigilo) y mago (con hechizos de apoyo tanto ofensivos como defensivos). Cuando comencemos un escenario podremos seleccionar cualquiera de ellos, y cuando caigamos en combate y resucitemos en el checkpoint más cercano también podremos hacerlo. De todas formas, en esos puntos de control suelen existir pequeños monolitos o estatuillas que al interactuar con ellas nos permite también variar nuestro arquetipo en cualquier momento. Cada zona y situación requerirá los servicios de un personaje más idóneo para según qué tarea, por lo que la estrategia a seguir en todo momento estará en nuestras manos.

El control es simple aunque lo suficientemente variado para poder tener alternativas de juego en todo momento. Cada personaje tendrá un control algo diferente, y algunos tendrán botones especiales para lanzar armas a distancia o realizar algún ataque especial. Por ejemplo, el guerrero tendrá tres tipos de golpes que encadenarán combos al alternar entre ellos. Por el contrario, el mago solo tendrá un botón de ataque para el cuerpo a cuerpo, mientras que con el resto controlaremos los diferentes conjuros de los que disponemos. Por norma general, todos los personajes poseerán tres ataques especiales que solo podrán repetirse pasados unos cuantos segundos, y los tendremos que aprovechar para utilizarlos en el momento justo y que sean verdaderamente de provecho.

Todos estos personajes “básicos” no son más que tropas del montón que luchan a montones en el campo de batalla, pero en determinados momentos del modo campaña (así como en muchos modos de juego del multijugador), nos darán la posibilidad de controlar a algún personaje especial, formado por nada menos que un elenco de 18 héroes, nueve por cada bando, que van desde algunos miembros de la comunidad del anillo como Aragorn, Légolas o Gimli, hasta sicarios del mal de la talla del Rey Brujo, Lengua de Serpiente o el mismísimo Sauron en su forma corpórea. Por si esto fuera poco, también podremos controlar por breves momentos a verdaderos titanes del campo de batalla, como un Ent o un troll de las cavernas. Son en todos estos casos cuando verdaderamente nos veremos sumergidos en la magia de la franquicia, que unida a la gran ambientación y estupenda banda sonora cuando a los aficionados a la obra de Tolkien o a las películas se le pongan los vellos de punta.

Existen cuatro grados de dificultad, siendo el normal ya un buen desafío para nuestros dedos, poniéndonos en apuros más de una vez. La pena del modo campaña es que se acaba verdaderamente rápido, y si nos ponemos de manera “intensiva”, podemos finalizarla en un par de tardes. Aunque siempre nos quedarán los dos modos de dificultad más difíciles, que solo se desbloquearán si superamos ambas campañas en el modo normal.

lotrq_4

Multijugador:

Todos los modos que pueden disfrutarse de manera online son utilizables también en solitario, aunque siendo sinceros, la IA del juego deja mucho que desear, poniéndonos las tropas enemigas en apuros no por realizar inteligentes estrategias, sino por superarnos numéricamente de forma aplastante. Lo mismo sucede con las tropas aliadas, que simplemente irán apareciendo de la nada y acabando con cualquier enemigo que se ponga en su radio de acción de forma totalmente azarosa.

El juego online, como es lógico, carece de estos problemas, y es donde verdaderamente pondremos a prueba nuestras habilidades con otros jugadores. Existen varios modos de juego, como el “Deathmatch”, captura de banderas por puntos o una toma de bandera móvil en el que el objeto codiciado es, como no, el anillo único. En la mayoría de los modos utilizaremos, al igual que en la campaña, los cuatro arquetipos básicos, pero si realizamos un gran número de muertes consecutivas, podremos controlar a uno de los héroes durante un tiempo (hasta que lo eliminen una vez). Pero si queremos jugar una batalla campal donde poder seleccionar a cualquiera de estas caras conocidas, también tendremos la posibilidad de disfrutar de batallas con tan solo los héroes como personajes protagonistas, siendo este sin duda, uno de los modos más divertidos dada la gran cantidad de habilidades especiales y únicas de cada uno.

lotrq_5

Conclusiones:

Aquí no hay trampa ni cartón, este Esdla: La Conquista se sustenta en una jugabilidad fácil y sin complicados métodos, que tiene todo su potencial en el modo online y su única pretensión es divertir. Los paladares exigentes encontrarán muchas carencias en el apartado visual, con detalles que no son propios de esta generación, pero que no entorpecen ni estropean la experiencia. Aun así, una gran ambientación y un apartado artístico y sonoro extraído de la trilogía cinematográfica hacen del juego una buena experiencia tanto para los adeptos de la obra de Tolkien como para todo tipo de paladares poco exigentes.

Anuncios

4 comentarios

  1. Si ya me da asco Tolkien, El Señor de los Anillos y derivados es peor aún. Merezco la muerte por el ultraje pero no se puede ser fan de todo lo friki.
    Sorry.

  2. Hombre, eso pasa con todo. Por darte ejemplos de aborrecimiento por culpa de Hollywood te puedo decir que estoy hasta el gorro de Spiderman y los Transformers. Del primero llevo más de una década coleccionando tebeos, mientras uqe de los otros me he tragado practicamente todas las series y cómics que han aparecido, pero oyes… cuando ves un producto hasta en la sopa por culpa de la maquinaria lucrativa es que acabas aburrido…

  3. Es que lo que han hecho con Transformers no tienen perdón de Diox. La peli para mí es un ultraje y la nueva serie es para los ablanda-cerebros de hoy en día … a nuestras edades nos metían estas series y creo que la crisis habría empezado antes y peor … y sólo habría un partido político XDDD, y no me pongo a divagar más por que puede dar miedo.
    Asi que Transformers ni me lo toques, que aunque sea tía, ME ENCANTAN!!! (lo antiguo que conste).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s