Juegos de navegador

También conocidos como browser games o una subcategoría de los llamados MMORTS: Multiplayer massive online real time strategy de todos los santos, son la perdición del jugón navegante de la red. Títulos en los que el componente gráfico queda relegado al olvido para centrarse en un sistema de gestión vía web donde controlaremos a nuestro ejército de soldaditos, imperio galáctico, equipo de fútbol o cualquier otra cosa. Y es que la oferta de juegos de esta calaña ha crecido dramáticamente en los últimos años, siendo ya pocos los que todavía no han caído en sus redes y puesto el despertador a las 4 de la mañana porque un desalmado iba a atacar su planeta con una flota de navecitas espaciales de mierda. Os lo aseguro, sale más rentable engancharse a las anfetas que a una cosa de estas.

webgames_0

El concepto:

Un jueguecillo de estrategia cualquiera se basa en gestionar nuestros recursos de cara a mejorar las condiciones de nuestras pertenencias. Lo adictivo que puede resultar una práctica a priori tan simple y mecánica suele ser mucho más atractiva si nuestros rivales son personas reales y no monigajos artificiales manejados por la máquina. En estos juegos nos enfrentamos continuamente a otra gente, y podemos ver nuestros progresos en rankings y listados que nos presentan de forma inmediata los resultados de nuestro esfuerzo y tiempo invertido, por lo que el verdadero sentido a la hora de realizar una tarea ya sea lúdica o no está más que servido: A medida que invertimos tiempo, progresamos.

Todos estos juegos se sustentan en enormes bases de datos con simples funciones estadísticas que interpretan nuestras acciones. Si estamos jugando a un simulador “de guerritas”, podremos recolectar materias primas durante el tiempo que queramos, y con ella, construiremos edificios que a su vez nos proporcionarán tropas que podremos mejorar ampliando sus capacidades gracias a otros tantos edificios. Así, cuando enviemos a nuestras tropas a combatir, el resultado de la contienda se resolverá calculando los bonos de ataque, defensa y cualquier otra cosa que se le ocurra al programador. Puede parecer simple, pero según qué juegos, el grado de profundidad estratégica puede acabar volviéndonos majaras.

webgames_6Gladiatus

El párrafo anteriormente descrito puede utilizarse para describir casi cualquier rts del mercado, pero en el caso que nos ocupa y como ya he comentado anteriormente, hay que olvidarse de los gráficos y la interactividad directa con muñequitos que se mueven. Lo único que veremos en pantalla son números y mensajitos de texto, y a lo sumo alguna que otra imagen que describa lo que estamos controlando. A la hora de recoger recursos o construir cualquier cosa sabremos que se está llevando a cabo la tarea por una barra de progreso y un tiempo de realización estimado. Lo mismo ocurrirá con casi cualquier acción que realicemos… esperar, esperar y esperar… y de mientras, dar un par de vueltas por los menús para que dicha espera sea de lo más corta.

Aquí la partida no termina al cabo de un rato, realizar alguna mejora puede ocuparnos 10 o 15 minutos en los primeros compases de juego o casi un día entero para obras de gran envergadura, por lo que las visitas a la web de marras suelen sucederse a lo largo del día, pues la constancia es la clave para prosperar, y si no, acuérdate de los meses que pasaste rondando a tu parienta hasta que cedió.

Normalmente, la mayoría de estos juegos son totalmente gratuitos, aunque podremos optar a hacernos clientes “Premium” y acceder a funcionalidades y contenidos exclusivos, o incluso acabar canjeando dinero real por materias primas u otros beneficios de consumo virtual. ¿Pagar por jugar a un juego web? Los hay que coleccionan dedales y nadie se queja, oiga.

Aunque la base jugable suele ser la antes descrita, se intenta innovar buscando y adaptando otros géneros “compatibles” con este método de control. De ahí que existan rpgs, simuladores deportivos o incluso algún que otro survival horror… Aquí tenéis una pequeña lista con los que yo considero más definitorios, y qué puñetas, son los que yo he jugado y puedo hablar con conocimiento de causa.

OGame:

Hay que empezar por el más importante, el origen del mal absoluto y terrorífico nulificador de productividad en horas de oficina. Gameforge es una desarrolladora alemana orientada exclusivamente hacia este tipo de juegos, suyos son otros exponentes del género como Bite Fight o Vendetta, así como de una veintena más, incluidos algunos mmorpgs bastante sonados como el Ryzom o el reciente 4Story.

En OGame, emulando al emperador Palpatine o a Casco Oscuro, jugamos a desarrollar y expandir nuestro propio imperio galáctico. Para ello, nos sumergiremos en uno de los incontables servidores activos que existen y que se engloban en “universos”. Estos, a su vez, están divididos en sistemas y planetas, por lo que tendremos que ir colonizando nuevos lugares para aumentar nuestro territorio y darnos de tortas con otros tantos colonos que realizan la misma labor.

webgames_1Ogame

La estética es muy molona, y el altamente personalizable sistema de menús hace que nos olvidemos muchas veces que estamos ante un juego de navegador. Tendremos que ir recogiendo materias primas, aumentando nuestro nivel de tecnología y construyendo nuevas naves y edificios que aumenten el poderío de nuestro chiringuito. Más adelante, podremos formar parte de clanes y vivir batallas intergalácticas en las que tendremos que plantearnos si dormir la siesta o estar vigilando al vecino que nos acecha.

Este fue mi primer contacto con estos menesteres, cuyo descubrimiento tuvo lugar en mis primeros años de universidad, poco después de su salida en el 2002. Hasta tales extremos llegó su proliferación que al entrar en la biblioteca de mi facultad se podían ver hileras de estudiantes con el juego en el escritorio de sus portátiles y tardes conspiratorias entre miembros de clanes en la cafetería. Aprobados en Cálculo no había muchos, no, pero expertos en administración de deuterio y energías otras planetarias los había a patadas.

Travian:

Aquí tenemos otro simulador de estrategia y colonización, cuyo contenido y profundidad estratégica lo convierte en uno de los más divertidos que he probado. Se ve que no todos los niños alemanes están locos y aporrean sus teclados contra la mesa, y es que Travian también está desarrollado por unos chavales de por allí que han acabado haciéndose de oro, y es que el juego ha sido traducido a más de cuarenta idiomas y en su base de datos hay registrados más de cuatro millones de personas, que se dice pronto (cuatromillones!).

Está ambientado históricamente en la caída del Imperio Romano, y podremos elegir entre tres bandos: Los propios seguidores del cesar, los galos o los germanos. Cada una de las razas tiene sus propias unidades y aptitudes, aunque el sistema de crecimiento de nuestra aldea es común a todos.

webgames_2Travian

Cada servidor se compone mapa con forma de cuadrícula donde se sitúan los campamentos de forma aleatoria. Tendremos que recolectar madera, barro, cereales y hierro trabajando los terrenos colindantes para poder construir edificios con los que a su vez, ir sacando tropas de diversa índole. Los ataques a otras colonias están a la orden del día, siendo el objetivo principal del juego la construcción de “maravillas” por parte de nuestro clan.

El único “pero” que le veo al juego es que existe un gran desequilibrio entre los jugadores que pagan por jugar y los que no, ya que entre algunas de las ventajas de ser un usario de “Travian plus” es la de aumentar la tasa de producción de materias primas en un 25% entre otras cosas, y esto se nota un montón. Aun así, dadas las grandes posibilidades jugables que existen y las mil y un estrategias que se pueden llevar a cabo sigo recomendándolo encarecidamente.

Hattrick:

Pero no solo de batallitas vive el hombre, también tenemos simuladores deportivos, siendo bastante exitosos en nuestro país, en especial este Hattrick, el mejor simulador de gestión futbolística que existe. Y es que si cogemos un juego de fútbol con un sinfín de opciones de administración y le quitamos todo el asunto de los partidos, ¿qué nos queda? Pues claro, un PC Futbol, y ahí está la clave.

La gestión en Hattrick es mucho más relajada que en los juegos de estrategia pura, ya que como mucho se juega un partido o dos por semana (que podremos incluso seguir en tiempo real), y con revisar las alineaciones, hacer algún fichaje y ojear los entrenamientos podremos tirar palante con un mmorts bastante asequible. Podremos crear nuestro equipo e ir subiendo de categoría en las diferentes ligas de cada país. En los tiempos en los que jugaba, se empezaba nada menos que en novena división, ahora creo que hay incluso más grupos por debajo, así que si el crecimiento de divisiones era exponencial y cada zona tiene su propio campeonato, ¡madre mía la de entrenadores frustrados que hay en el mundo!

webgames_3Hattrick

Como casi todos, es gratuito en un principio, aunque tendremos acceso a nuevas funcionalidades si apoquinamos un dinerillo y nos hacemos “supporters”, como poder verle el careto a los jugadores o tener mayor control sobre las estadísticas de los entrenamientos y lesiones.

Mil y un jueguecillos:

Me extendido en los tres mmorts más sonados en nuestro país, pero como ya he comentado, existen un montón más de estos juegos traducidos a nuestro idioma. Los juegos de Gameforge tienen prácticamente todos, su propia versión española. Estos son unos cuantos de sus títulos:

–         Bitefight es una especie de juego de rol con tintes estratégicos que va de luchas entre vampiros y hombres lobo. Para los que disfrutaron con la película Underworld y sus secuelas, que espero sean pocos.
–         Vendetta va de peleas entre bandas de mafiosos así rollete El Padrino, con sus cochecitos de época, sus trajes con lína de ejecutivo y sus espaghettis a la boloñesa.
–         Gladiatus es lo más parecido a jugar al Diablo en un mmorts, comprando equipo para matar más y más bichos.
–         Metal Damage es un simulador de coches donde trasteamos con vehículos en el taller, buscamos pilotos hábiles y publicidad para nuestro equipo.
–         Goal United es simplemente un clon del Hattrick con un interface mucho más pulido.
–         Wild guns es un juego de indios y vaqueros en el salvaje oeste.

Otras compañías se han subido al carro de este tipo de juegos, ya que con tantos millones de jugadores registrados, los beneficios por los usuarios que realizan donaciones os e registran para obtener ventajas son enormes. Este modelo de negocio ya está extendido también al mundo de los mmorpgs, con las ventajas y desventajas que esto acarrea.

webgames_5Bitefight

Curiosidades y movidas raras:

En Urban Dead intentamos sobrevivir en un Apocalipsis zombie moviéndonos entre las calles de una ciudad infestada por zombies, donde ganaremos puntos de experiencia que distribuiremos en distintas habilidades como puntería, primeros auxilios o dominio de algún arma en concreto. La gracia del asunto es que si morimos, nos convertiremos nosotros también en un muerto viviente y podremos ir por ahí dando por culo a otros supervivientes. Nada más por la ambientación merece ser probado, necesitando muy poco tiempo de mantenimiento.

Blood Wars no es muy conocido aquí en España, pero es un movidón que no veas. En un mundo post apocalíptico varios clanes de vampiros disputan su supremacía en un mundo devastado. Tras este pajillero argumento se esconde un pedazo de juego como la copa de un pino que mezcla estrategia, rol y un sinfín de actividades. Realizar quests, buscar y trastear con los objetos y armas que encontremos, mejorar nuestros dominios, subir de nivel a nuestro personaje e ir añadiéndole habilidades… De todo un poco, como en botica.

webgames_4Mendigogame

Quería dejar este para el final. Hace un par de años nació de la perturbada mente de un alemán (tenía que serlo) el llamado Pennergame. Y no, no va la cosa de una batalla a muerte entre badajos sedientos de sangre. Aquí el objetivo es prosperar en una gran urbe como un mísero mendigo. Muchas asociaciones y ongs se han quejado por el pasote que supone la creación de un simulador de pordioseros, pero como ya sabemos que el morbo vende y al final estas cosas son para pasar un buen rato y no para burlarse de nadie, ha acabado siendo exportado a nuestro país y existen servidores españoles desde el mes pasado. ¿Y cómo se llama el juego por estos lares? Estaba claro, ¡el Mendigogame! Recoger chatarra, robar kioscos y tocar el acordeón serán algunas de nuestras tareas básicas. Tendremos que encontrar lugares idóneos donde pedir limosna, como en un mercadillo o una estación de autobuses, y en última instancia acabaremos peleando con otros mendigos por el domino de uno de los barrios disputados de Madrid. ¿Cómo se te queda el cuerpo? Pues a mí no me mires, ¡que todo esto es cosa de los alemanes!

Anuncios

19 comentarios

  1. Yo de juegos online ando analfabeto debido un pc prehistórico……..sigo teniendo el mismo ordenador de cuando iba al instituto: pentium II 400 Hz, 64 megas de ram y tarjeta gráfica 8 megas de intel………jeje, aunque tengo la ventaja de poder jugar al Final Fantasy VII de pc sin parches ni tonterías (ya que tengo el windows 98 XD).

    Aver si me ponen portatil de empresa y me engancho a uno de los de tu magnifico post.

    PD: Cito para mí la gran frase del artículo ” la constancia es la clave para prosperar, y si no, acuérdate de los meses que pasaste rondando a tu parienta hasta que cedió”

  2. @el amigo de la coleta: Que te metan a tí, maldito linusero!

    @Jumafas: Míralo qué callao se lo tenía lo del Hattrick. Yo aguanté cuatro temporadas y ascendí una sola vez… ví un progreso tan a largo plazo que me agobié y lo dejé, pero bueno, me suele pasar con casi todo :-S

    @Anaxagoras: Me alegra que te haya gustado el repasillo. Lo mismo puedo decir de tu estación de juego retro!

    @Salvi-sama: Alma de cántaro, estos juegos funcionan directamente desde el navegador, así que el consumo de recursos es practicamente nulo. Si te quieres apuntar a mendigar un poco ya sabes :-)

  3. Estoy con el amigo de la coleta, asi te prendan fuego y para apagarte utilicen queroseno. Te hice una advertencia: “Vale, lo pruebo pero no lo dejas hasta que yo lo deje”.

    La venganza sera terrible…

    Continuara

  4. DED21: Dragones de Era Diamante: es un juego de navegador nuevo, sencillo, original y entretenido. y no demanda muchas horas de juegos ni tener el navegador todo el tiempo encendido: sitio web: pyplay.com

  5. Excelente post. No conocia el blog, pero me has cautivado con esta publicación. me sentí muy indentificado y me rei mucho (lo de poner el despertador a las 4 de la mañana, en mi caso para recoger los recicladores y volver a enviarlos antes de que los pille otro xDD). Me trajo muchos recuerdos porque ya de esas epocas pasaron un par de pares de años. Una cosa que se te olvido comentar es lo que se ve aquí en los comentarios, que la mayoría de estos juegos utilizan referers para obterner beneficios, es decir, si entran a través de tu enlace, y se apuntan al juego, tu recibes puntos. Pues se podría concluir que estos juegos fueron una de las principales causas de aumento de span en foros y tablones jeje.

    Saludos y a seguir asi!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s