El videojuego de Médico de familia

Daniel Écija era un señor australiano (que no sevillano) que se vino a España a triunfar en televisión como productor. A principios de los 90 se encargó de realizar en Telecinco el programa VIP presentado por Emilio Aragón y Belén Rueda. Con esta última acabo casándose, mientras que con el efervescente presentador de origen circense no se llegó a frotar pero sí que entabló una gran relación profesional, tanta que junto a él fundó la productora Globomedia. De esta colaboración surgió una de las series que más repercusión ha tenido en el panorama de la ficción nacional televisiva: Médico de familia.

medico_3

El insufrible cocktail argumental de los problemas del doctor Martín en el centro de salud, los chocheos del abuelo Matías o las primeras pajas de Chechu estuvieron cuatro años en antena. Tras aquello, los tejemanejes del hijo de Miliki no fueron sino ir en aumento, y entre otras cosas creó una subdivisión de Globomedia para la creación de material audiovisual infantil, como las series de animación Esquimales en el caribe ó ¡Qué bello es sobrevivir!, que quien las conozca sabrá que su visionado es como trincharse los globos oculares con sendas toreras picantes. Pero lo peor de todo es que en el 2002, Anima2, que así se llamaba dicha escisión de la productora, se embarcó en un proyecto que llegaría a alcanzar nuestras pixeladas fronteras y que por ser un producto tardío y pochísimo no tuvo la repercusión que se esperaba: El videojuego de Médico de familia. Ya podía haberse ido el Écija a triunfar por Kuala Lumpur.

Y es que por mucho que el juego tenga buenas ideas, el hecho de tener como protagonistas a los alter ego de Aarón Guerrero e Isabel Aboy resulta menos sugerente que un preservativo con sabor a mortadela, y eso que aunque los miembros de la familia Martín son los mismos que los del show, ni el aspecto físico ni las voces son como las originales, posiblemente fruto de un intento por abaratar costes, pero dado que hacía ya un par de años que había acabado la serie, el hecho de que tomara a aquellos personajes para atraer a los compradores hubiera tenido el mismo efecto si los protagonistas fueran los Chiripitifláuticos, o a los payasos de la tele, y así todo queda en casa.

medico_0
“Mi nombre es Chechu Martín, ¡y quiero ser un gran pirata!”

Y que nadie se asuste cuando digo que “La caja de los sueños” (Cuyo nombre pudo resultar una inteligente propuesta para confundir al consumidor) es una aventura gráfica con un sistema de juego fusilado por el propuesto por Grim Fandango o Escape from Monkey Island, las últimas obra de Lucasarts antes de la salida del presente título en 2002, aunque salvando las distancias inherentes a la realización por parte de un estudio de 2ª división, o casi de 3ª regional. El argumento pudo ser perfectamente fruto de una noche pesada por ingestión masiva de galletitas saladas por parte de los guionistas, y como ya he mencionado, las diferencias conceptuales con respecto a la fuente original son tan grandes que casi parece que decidieron tomar la licencia a mitad del desarrollo adaptándola como se pudo a lo que ya tenían hecho. De hecho, MUY POSIBLEMENTE fuera así.

La cosa va de que Nacho vuelve de cenar en el VIPS con Alicia y se encuentra a los críos en el salón montándola parda, por lo que los castiga obligándoles a limpiar el garaje. Allí encuentran un mapa de un tesoro que tendrán que encontrar reuniendo pistas en los alrededores del vecindario hasta toparse con el objeto que da nombre al juego, la caja de los sueños, un artilugio bastante similar a la configuración del lamento de Hellraiser, solo que por desgracia, en vez de aparecer cenobitas, su poder radica en poder viajar en el tiempo. Si hasta aquí lo excéntrico del argumento se aleja años luz del planteamiento de Médico de Familia, lo que sigue no tiene desperdicio. A partir del tercer capítulo de los cuatro que componen la aventura viajaremos a un planeta extraterrestre, controlaremos a un alienígena que entablará amistad con los protagonistas, un misterioso culto de encapuchados raptará a la familia Martín y acabaremos luchando mano a mano con una malvada bruja que también busca el poder de la caja. Palabrita.

medico_1
“Epic joke”

Las reminiscencias a otros juegos son constantes, desde el cartel de inicio de capítulo que casi nos hace pensar que vamos empezar a recorrer la isla Melee, una cron-o-letrina con la que viajaremos al espacio heredada sin duda del invento el Dr. Fred en El día del tentáculo. Homenajes y guiños que descolocan a uno más si cabe, y que no hacen sino pellizcarnos para comprobar si realmente estamos jugando una aventura gráfica infantil con tintes de space opera protagonizada por personajes de una serie de Globomedia. ¡Qué locura, padre cura!

La factura técnica más bien es un albarán de fontanería. El control es horripilante, y el movimiento de los personajes resulta desesperante, atascándonos cada dos por tres y tirándonos de los pelos cada vez que queremos encararnos con algún personaje o girar sobre nuestro eje. Los gráficos con fondos prerenderizados y modelos 3D para objetos y personajes tienen ese tufillo a producción local amateur que tira patrás, mientras que los efectos de sonido no están ni normalizados, sonando los cortes al principio y al final de cada sample. Eso sí, los actores de doblaje son de estudios profesionales y en cierto modo hay que agradecer no escuchar la histriónica voz de los hijos del doctor Martín.

medico_2
“One Must Fall 2097”

Sirvan las capturas y vídeos adjuntos para ilustrar lo dicho. Reconozco que no he sido capaz de terminar el primer capítulo por la repulsión que me ha supuesto todo esto, aunque no dudo que quizás hasta sea una grata experiencia para los chavalines, aunque hubiera sido un poquito más asequible al menos un sistema más “gráfico” a la hora de controlar el tinglado, que eso de tener que pulsar una tecla concreta para realizar cada acción es un poco de hace dos décadas, y para poner a jugar al Nethack a un crío de 10 años prefiero directamente azuzarle con un látigo de nueve colas.

Chechu, extraterrestres, viajes en el tiempo. Podéis marchar en paz.

Anuncios

10 comentarios

  1. desde luego porque me dices tu que esto es el juego de medico de familia, porque bien podria ser el de webster o el de rex un policia diferente, para lo que tiene que ver…
    eso si, coincido que mas repelente no puede ser, no duraria jugando ni diez minutos! XD

  2. Madre mía!!! vaya pedazo de castañaca furrustrera… te juro que pensaba que era una broma hasta que he visto el video. Por cierto, la voz de Chechu es la de la dobladora de Steve Urkle… me extraña porque no creo que les saliera demasiado barata… (perdón por llegar tan tarde al tema, por cierto…)

  3. […] que yo me callo, dejó de escribir y os paso directamente el enlace de ese fistro diodenal que es ElRoSSo, que en su fantabuloso blog disecciona como un campeón la serie de Miliquito (video del juego incluido en su artículo). Y por si dudáis en si viajar a su blog y leer lo que […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s