Terrordrome: Rise of the boogey men

Con un nombre tan de película de segunda de hace un par de décadas casi se puede intuir que el producto que tenemos entre manos es canela en rama. El tema de los crossovers y “Dream matches” ha estado siempre a la orden del día en el mundo del cine, los cómics y por supuesto los videojuegos. Capcom con sus juegos de lucha vs abrió la veda a estos menesteres, siendo estos planteamientos una de las bases de la cadena alimenticia de la voracidad fricosera. “¿Quién ganaría, Hulk o Superman?, ¿Sonic o Mario?, ¿Cañita Brava o Carlos Jesús?

terror0

En base a este planteamiento nació hace unos cuantos años este proyecto amateur, que intenta aunar nada menos que a los protagonistas del cine slasher de las últimas décadas y alguna que otra vieja y almidonada estrella del cine de ciencia ficción de los 80 en un juego de lucha que recuerda irremediablemente a aquella moda de los videojuegos de lucha con gráficos pre-renderizados que abanderó Mortal Kombat. ¡Vuestros sueños más húmedos hechos realidad!

Y es que el trabajo de Marc Echave ya tiene sus años. El tío empezó en el 2000 su proyecto bajo la plataforma MUGEN en plan cutre salchichero, capturando los fotogramas de los personajes de modelos 3d bastante simplones que su socio por aquel entonces realizaba. Se ve que se llevaron mal y decidió en 2004 volver a empezar desde cero usando el Fighter Maker 2D (otra plataforma para la creación de juegos como el Mugen) y buscándose a otros colaboradores, de los que conocería al actual grafista que dominaba el modelado 3d a nivel pofesioná y se tomaría bastante en serio el proyecto. Tanto, que a día de hoy el juego se encuentra a más de la mitad de su desarrollo y recientemente ha salido la versión 2.5 de su demo con 7 personajes listos para el despiporre.

Pero vayamos por partes como dijo Jack El destripador (Qué bien traído!). El dream match de marras aúna como antes he comentado a un montón de personajes del subgénero slasher y el terror en general, siendo la selección realmente acertada y que no hace sino encoger de alegría a mi corazoncito sediento de cinematografías pajeras. La plantilla es (o será) la siguiente:

  • Freddy Krueger (Pesadilla en Elm Street)
  • Michael Myers (Halloween)
  • Leatherface (La matanza de texas)
  • Ash Williams (Evil Dead)
  • Jason Voorhees en dos variantes (Viernes 13)
  • Ghostface (Scream)
  • Chucky (El muñeco diabólico)
  • El hombre alto (Phantasma)
  • Matt Cordell (Maniac Cop)
  • Candyman (Candyman)
  • Pinhead (Hellraiser)
  • Doctor Herbert West (Re-animator)

Todos ellos son más que iconos del cine contemporáneo y el mero hecho de verlos juntos pegándose de torrijas es ya un argumento más que decisivo para probar la demo de marras. Quizás el incluir al poli deforme de Maniac Cop deja un poco descolocado a la mayoría, más que nada porque esta trilogía que iba de un poli que vuelve de entre los muertos para vengarse de peña y talicual no tuvo mucha repercusión por estos lares más allá de servir de doble fondo en las estanterías de los videoclubs. Salvo este detalle, el resto de los implicados rebosa carisma por todos lados, y no se echa prácticamente a nadie en falta, aunque un vengador tóxico, una pelotera de critters o poniéndonos más contemporaneos, un Puzzle de la saga Saw o un Hannibal Lecter hubieran tenido cabida, pero creo que con eso ya nos  iríamos de madre y tendrían cabida muchos otros más personajes, y para pajas mentales ya tiene cada uno con lo suyo.

terror1“Esta es mi escoba de fuego!”

Desde luego, la ambientación y documentación de todo lo que se presenta está muy estudiada. Los movimientos de cada uno hacen referencia a sus aptitudes en las películas. Así, Freddy utilizará su guante y podrá estirar sus miembros o transformarse en una masa informe como en uno de los sueños de la segunda parte. Ash utilizará su sierra mecánica o su puño biónico e incluso alzará a los muertos con su atemporal Klaatu barada. Igualmente, los escenarios son la pera limonera, con crossovers imposibles como ver estanterías repletas del muñeco Chucky en la sección infantil de almacenes S-Mart (Compre elegante, compre en S-Mart!) o el laboratorio de la universidad donde hace sus guarradas con suero verde el Doctor West.

terror2“Lo peor de ser un muñeco es no tener po**a!”

Dejando un poco a un lado el inevitable sentimiento de afinidad con el jueguecito en cuestión, hay que reconocer que todavía dista mucho de poseer una jugabilidad acorde con un título comercial, recordando la tosquedad del control en algunos momentos a esos clones del Mortal Kombat y Primal Rage que deambulaban por la Atari Jaguar y demás mamotretos de la quinta generación de consolas. Eso sí, el apartado gráfico y las animaciones son idóneas con ese saborcillo retro a pre renderizado, por lo que con un poco de trabajo en el apartado del control y los movimientos se quedará esta obra lista para sentencia.

Poco más que añadir. En la página oficial como ya he comentado están los enlaces de descerga de la última demo, en la que tan solo podremos utilizar a siete monstruitos, cuatro o cinco escenarios y un simplón modo de un jugador y otro versus. Suficiente para que cojas a tu colega el cinéfilo gafapasta y le invites a tu casa a reíros un rato y acabar viendo a altas horas de la madrugada alguna película de Wes Craven.

Ah, claro, la web: http://www.terrordrome-thegame.com/

Anuncios

5 comentarios

  1. La polla. Espero que no te importe que le dedique un minipost en mi blog, utilizando esta entrada como referencia =)

    No tenía ni idea de la existencia de este juego, pero me ha recordado en las animaciones a la primera vez que vi el Mortal Kombat 3 en Sega Saturn.

  2. Diox, ese regustillo al escuchar el sonido de “Fight” unido a tan inmensa algarabía de personajazos tan dignos de ser final bosses en una versión gore-grotesca de la cabecera de tu blog es la leche :D.

    Sí que es cierto que peca de algo tosco en los movimientos, pero bueno, como dices todavía no es una versión final y no podemos pedirles un nuevo SF3 :P, lo que sí echo en falta es:

    -A Carmen de Mairena.

    -Algunos movimientos especiales más, que no desentonarían para nada y que si fuesen ultra-exagerados (no pido yo nah)… pues mejor.

    PD: Buena elección, a lo mejor volsung no es el único que te tanga la idea con las sutiles artes de la legalidad proporcionada por Creative Commons, cof cof.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s