Esto no es Hollywood

El mundo del cine es muy bonito, con su glamour y todo eso. La alfombra roja se desenrolla en cada estreno para que los famosetes luzcan palmito. Se hacen giras internacionales donde el reparto promociona la película de rigor con todo el batiburrillo de fans enfervorizados, los medios de comunicación se agolpan en las zonas de prensa y el despilfarro y la ostentosidad tan propia de Hollywood queda patente en cada acontecimiento. Todo eso está muy bonito, pero a mí que los videojuegos no me los toquen. Y es que se está convirtiendo nuestra industria en una segunda meca del cine en cuanto a sus métodos de promoción y presentación al público, cosa que, sinceramente, ni viene a cuento ni está resultando beneficiosa.

Siempre ha existido esa pizca de glamour en nuestro sector, ferias como el ECTS nos demostraban hace varios años que nunca venía mal un poco de pomposidad para presentar productos, pero al fin y al cabo, estas ferias eran exposiciones acotadas para lucimiento de las compañías, tal y como sucede en las muestras de otros campos comerciales.

Las consolas de las últimas generaciones llevaron al mainstream a ligarse de una forma más directa con el ocio electrónico del modo que ya conocemos. Ahora, abuelitos y jovenzuelas juegan y son consumidores igual de potenciales que el resto por lo que el modelo de negocio ha ido cambiando a pies juntillas convirtiendo a los videojuegos en la segunda meca de la caspa y la farándula. Amparo Baró te anuncia un juego de puzzles y Santi Millán promociona mmorpgs, pero si miramos fuera de nuestras fronteras apaga y vámonos. En los States, cuando un nuevo juego de renombre sale a la calle, se montan eventos como si de un auténtico estreno de cine se tratase. Todavía recuerdo con perplejidad aquellas campañas que giraban en torno a los primeros Tomb Raider, donde se personificó a Lara Croft de forma que era publicitada como si de un personaje real se tratase, saliendo en portada de las revistas de moda y contestando “ella misma” a entrevistas de presa.

“Esos polígonos no son naturales”

Aprovechando la mención de la neumática aventurera, remarcar que sus aventuras llevadas al cine no pasaron precisamente desapercibidas, ya que dada la expectación causada por ver cómo Angelina Jolie encarnaba a todo un icono de los 90, el éxito de la cinta fue arrollador, y casi se puede considerar como el verdadero detonante que aunó a ambas industrias y las hizo asemejarse mucho más que hasta entonces. Y es que no se puede decir precisamente que antes de eso, adaptaciones como Double Dragon, Mario Bros o Street Fighter beneficiaran a ninguno de los dos sectores, aunque personalmente, soy defensor de lo que se hizo con Mortal Kombat gracias a su director Paul WS Anderson, quien más tarde tendría una segunda oportunidad mucho más lucrativa con su Resident Evil y Mila Jovovich enseñando muslamen, pero esa es otra historia.

Tomb Raider fue estrenada en verano de 2001, y si nos ponemos a enumerar desde ese año, díganme cuantos videojuegos han sido llevados a la gran pantalla. Demasiados, quizás. De la misma forma que antes el cine buscaba entre los libros Best Seller para encontrar licencias productivas, ahora los videojuegos son la nueva fuente de conocimiento a explotar. ¿Qué será lo próximo, los juegos de mesa? Ah, espera, que hay proyectadas películas basadas en Monopoly y Hundir la Flota. ¡Acabáramos!

“¿Peli o juego? Pues ya casi lo mismo es”

Eso fue solo el principio. Muchos cineastas y actores, además de ejercer como meros adornos publicitarios en presentaciones y anuncios, empezaron a colaborar en los propios juegos como reclamo para las masas. Mucha gente se volcó en el asunto, volviéndose loca con este nuevo mercado emergente. Bueno, un mercado que ya llevaba 20 años en funcionamiento. Así a bote pronto se me viene a la cabeza Vin Diesel, quien se toma sus aportaciones al sector como una película más, poniendo su nombre junto al del título como actor principal de un reparto digital y normalmente inexistente en las promociones. Sus juegos de las crónicas de Riddick o el más reciente The Wheelman son claros ejemplos. John Woo directamente hizo la secuela de su película Hard Boiled en forma de videojuego con The Stranglehold. Mucha más gente como Steven Spielberg o Clive Baker han colaborado activamente en otros proyectos uniéndose a otros tantos que siguieron la estela del mismísimo George Lucas, que adelantándose a su tiempo creó una subdivisión de videojuegos de Lucasfilm cuando toda esta moda estaba por venir.  En definitiva, además de compartir métodos de promoción, también lo hacen de creativos.

¿A dónde nos lleva todo esto? Pues aunque muchos lo achaquen a otros factores, uno de los motivos por los que la industria está de capa caída en cuanto a innovación es precisamente este. El modelo de negocio ha engordado de una forma espectacular durante los últimos años, los estudios suelen invertir millonadas en superproducciones con el miedo en el cuerpo de que las ventas no acompañen, por lo que en vez de arriesgarse con nuevas propuestas jugables, prefieren utilizar lo que ya funcionó. De ahí la sobresaturación de clones y géneros trillados, de ahí esos argumentos simplones y desarrollos facilotes asequibles a todo el mundo y de ahí que muchos estemos aburridos del asunto.

“¿Qué será lo próximo? ¿Markus Fenix anunciando Actimel?”

No por mucho desembolsar perras van a ser mayores los beneficios, aunque las tendencias borreguiles de la gran masa muchas veces haga plantearse lo contrario. Pero oye, ahí estan esos juegos Indies que venden como ellos solos y que suponen un golpe encima de la mesa ante tanta pomposidad. Todas las quiebras de estudios que hemos visto en los últimos meses deberían concienciar un poco a todos y hacerles ver que tal vez el futuro no esté al final de este camino que hemos cogido de prestado y que realmente ya sabemos donde va a acabar, en el mismo estercolero que el Hollywood de la actualidad.

¿De verdad genera más ventas a la larga este tipo de publicidad agresiva? ¿Qué sentido tiene realizar una presentación con alfombrita roja cuando la gente que pasea sobre ella ni pincha ni corta en el producto que se va a presentar? ¿Acaso en la “premiere” de Halo 3 de aquí abajo se dio un baño de masas el jefe maestro? Esto no tiene ni pies ni cabeza. Si alguien tuviese que poner la cara en estos eventos tendrían que ser los programadores, diseñadores y guionistas de los juegos, y te apuesto yo que la mayoría de ellos prefieren estar bien alejados de estos tinglados.

Si de verdad se le quiere dar a nuestro sector el peso que le corresponde, no es necesario acercarse a esos métodos tan falsos y anodinos. Para ello hay que cambiar a nivel primario nuestra concepción y trato con los videojuegos, que existan programas en televisión que traten estas cosas con seriedad en vez de poner cuñas o hacer que aparezcan consolas con calzador en reportajes que no tienen nada que ver, como ha hecho Nintendo en los informativos de Antena 3 o La Sexta. Y es que ya lo dice el título de lo expuesto, ni esto es Hollywood, ni compensa que se le parezca.

Anuncios

11 comentarios

  1. No hay forma, por muchos repasos que se hagan siempre se cuela algún gazapo. Lo del juego de John Woo me ha fallado la memoria y cruzado el nombre con el de otro juego, pero lo de Clive Barker me ha dolido, quiero decir, todas las noches me acuesto rezándole tres Avemarías a los cenobitas y leo un pasaje de los libros de sangre, no tengo perdón.

  2. No estoy muy de acuerdo con lo que dices…Esto es en cierta medida un resultado natural de una expansión que yo creo todos deseabamos y ahora entendemos que ya no es lo deseable…Me recuerda cuando un grupo de Rock empieza a gustar a gente que no son rockeros per se, que se empieza a decir que es comercial, y sin embargo en otras circunstancias cualquier rockero diria “Ojala a todo el mundo le gustase esto!”.
    Creo que los amantes de los videojuegos llevamos muchos años esperando a que llegase el dia en el que jugar a la consola no fuese un tabú ni estuviese “penado socialmente”, y sin embargo muchos se quejan hoy porque hay juegos para niñas y abuelos y dicen “Esto no es lo que queriamos!”. Yo creo que es el resultado natural, pero al igual que lo es creo que al final (y muy en parte gracias a plataformas como xbox live o PSNetwork) se acabará convirtiendo como el sector de los libros, que cada cual se compra lo que quiere y a los demas les da igual que es lo que lean los demas. Seguro que cuando empezaron a hacerse libros la gente que los compraba o poseia se sentian trasgresores o poderosos y cuando se empezó a masificar el tema mas de uno se echó las manos a la cabeza pensando “Pero que co*o?”

    • Considero el tema de la apertura del target de Nintendo un paso importantísimo para la industria. El problema radica en que esto empieza a parecerse mucho a lo que pasó en la crisis de principios de los 80, cuando el boom de los videojuegos hizo que salieran juegos malos de debajo de las piedras para aprovechar el tirón y al final la cosa acabó como el rosario de la aurora.

      No estoy hablando de una posible recesión, pero este circo mediático de intereses que se ha montado en torno al sector está provocando cosas negativas. Hablo del fenómeno “hype”, de la prensa especializada “poco objetiva”, del la ausencia de innovación ante unos beneficios que poco tienen que ver con la calidad del producto.

      Se agradece un poco de discrepancia para dar vida al cotarro, por cierto :-)

  3. Ahora que sacas a relucir la crisis del 80, hay que apostillar una cosa, y es que aún no estamos tan mal… pero la cosa no está bien, ni mucho menos. Las actuales compañías de videojeugos son gigantes con pies de barro. 2T está en la cuerda floja, EA sigue con pérdidas, y otras muchas van camino de recortes… gran parte de la culpa la tiene inflar una burbuja “sin suficiente jabón”, pero no hay que olvidar a los jefazos… ni a los incompetentes.

  4. Puede ser, pero la cuestión hoy en dia es diferente…
    Para el concepto de “Jugón medio” (O hardcore gamer como algunos tienen a bien llamarse) hay montañas de juegos mierda, pero lo preocupante es cuando estos juegos venden mas que titulos triple A, y no hablo de juegos nacidos de la prostitución dels ector como el infame “Que pasa neng?” a los que las dos generaciones de Playstation abrieron las puertas al popularizar los videojuegos (que tampoco es que sea TAN negativa, pues ya hemos sobrevivido a dos generaciones con cientos de juegos basura, solo que tiene ese efecto colateral xD) sino por ejemplo la ácida crítica que se suele hacer de juegos como los “imagina ser…”. ¿Son juegos malos? pues depende de a quién le preguntes, pero hay que asumir que que a nosotros no nos atraiga no quiere decir que sea malo. Es como pretender que chicos de 20 años se lo pasen bien jugando con muñecas, pues no va a funcionar…

    Respecto al Hype y a la prensa “especializada” que a veces parece mas un catalogo comercial que otra cosa, pues tienes toda la razón y eso no te lo discuto, aunque creo que de un tiempo a esta parte los editores se estan dando cuenta de que los lectores que queremos informarnos no somos idiotas y que hay notas que no cuajan por ningun lado. Vamos, ver a algun juego suspender en revistas o webs de critica ha sido siempre muy raro y siempre eran juegos que…bueno, era EVIDENTE que se merecian suspender, pero últimamente no todo lo que veo son 8,9 y 10 y esque hay que darse cuenta de que un juego de 7 puede ser un buen juego igualmente xD

    Y respecto a los beneficios y la calidad…me hace pensar en EA. Comienza a sacar juegos interesantes, innovadores y de calidad y sus beneficios y el valor de sus acciones bajan…los caminos del sector son inexcrutables…

    • Ahí discrepo tronco, los juegos “Imagina ser” y demás historias son malos con avaricia en la mayoría de los casos, que el consumidor puede ser casual o ajeno al mundillo, pero no gilipollas. Muy poquitos títulos third parties de Wii de ese tipo se salvan de la criba. En DS el asunto ya se dispara, pero hay de todo, como en botica.

      Mira, en unos días sale un juego de los Jonas Brothers, le echaré un ojo por curiosidad, pero auguro que será otro más para el saco y lo que te rondaré morena. El sector se mongoliza a pasos agigantados!

      • Yo sigo pensando que es cuestión de criterios…
        Fijate que el otro dia hablaba con un tio que me decia que el bayonetta le parecia una mierda de juego, y que el queria juegos con historia y yo le respondí que el cacareadísimo Dragon´s age me habia supuesto una decepción terrible y que sin embargo el bayonetta me parecua una delicia porque realmente disfrutaba al jugarlo. Se que es un caso menos extremo que comparar juegos mas tradicionales con “imagina ser” y otros productos de ese estilo, pero sigo pensando que seguramente a su publico objetivo le entretengan, y que ahi no somos quienes para juzgar.
        Por ponerte otro ejemplo, tengo dos hermanos pequeños y les regalamos un zillon de pelis de dibujos en dvd, rollo disney y tal, que hay algunas que son peliculones, y sin embargo se dedican a ver una y otra vez una pelicula que a mi me parece super cutre que es de Barbie. Y a pesar de que yo la veo y SE que son 1000 veces mejores peliculas las otras, la de Barbie es la que entretiene a mis hermanos, y ahi no me puedo meter…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s